Una fuente del gobierno de Mauricio Macri informó a la agencia Télam que ese es el “objetivo prioritario”, ya que no se quiere “poner un peso más” en el principal de los deportes seguidos por los argentinos.

En ese marco, en la Casa de Gobierno se trabaja en una reformulación del sistema de transmisión Fútbol para Todos (FpT) -Primera División y Nacional B-, creado en 2009 por el anterior gobierno cuando se decidió que sea gratuito, pasando -así- de privado a público, una resolución que causó alto impacto y aceptación en los millones de futboleros en el país.

El tema -estatal o privado o mixto- llegó a tal punto de discusión en la última campaña electoral que los tres principales candidatos -Mauricio Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa- prometieron continuar con el sistema gratuito de Fútbol para Todos, pero también coincidieron en que le incorporaría publicidad privada.

Por eso, a principios de febrero de este año, el secretario general de la presidencia, Fernando de Andreis, firmó un convenio con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para la televisación de los partidos de solo el “Torneo (‘corto’, es decir de febrero a mayo) de Transición” de Primera División para que siga siendo gratis y abierta al público, y el gobierno informó que ello le reportaría al Estado nacional un ahorro real del 50% respecto de igual período del año anterior.

Pero ahora, dos meses después, De Andreis, y el gerente de FpT, el empresario Fernando Marín, trabajan en una reformulación de modo de abrir, a mediados de año, una licitación abierta para la producción, comercialización y televisación de los partidos del próximo torneo de fútbol de la máxima categoría del fútbol, campeonato que volverá a ser ‘largo’, es decir de agosto a agosto del año próximo, de modo de coincidir con los europeos.

”Reformular”, esa es la palabra utilizada en el gobierno por quienes tienen la tarea de convertir en rentable un “negocio que hoy no es rentable” ya que si bien “el torneo es atractivo y se lo considera importante a nivel mundial”, no tiene el sostenimiento publicitario acorde.

La decisión de mantenerlo con transmisión televisiva gratuita es irrevocable y considerado por el gobierno ya como “un bien de los argentinos”, pero la meta de reducir el costo de dinero que pone el Estado para ello también es firme, y por eso los cañones están dirigidos a ir reduciendo la plata que se pone y terminar con ese “agujero negro”.

“Con los problemas que tiene el país, las deudas recibidas y los recursos que hay que destinar en tantos lugares que se necesitan, no podemos seguir poniendo un peso más”, dijo a Télam uno de los funcionarios que trabaja en el pedido de Macri de garantizar la gratuidad pero a la vez bajar costos.

Esa fuente contó que “algo se ha mejorado” en la administración de los recursos por parte de los clubes de fútbol pero igualmente no es considerado “satisfactorio”, y hasta evalúan que “deja mucho que desear” y bregan por “mayor transparencia”.

A su vez, el secretario de Deportes, Carlos Mac Allister, trabaja en otra meta requerida por Macri que es apoyar a los clubes de barrio -“los clubes de fútbol no son clubes de barrio”, asevera la fuente- y la casi veintena de deportes que participarán de los juegos olímpicos de Río de Janeiro en agosto próximo.

independiente banfield 2

Paralelamente, el Gobierno, a través de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desarrolla un programa para mejorar la seguridad en los estadios, otro de los temas que resultaron polémicos en los últimos tiempos, tanto por la violencia afuera de las canchas como por dentro, hasta con choques de barrabravas de un mismo club.

En sintonía, decidieron en el Ministerio que la seguridad debe estar a cargo de la policía y no de los clubes, y obran ya en consecuencia con la creación de un Registro de Personas con Derecho de Admisión, entre una serie de medidas que tienen como fin “acabar con las agresiones en el fútbol y la problemática de las barras bravas”.

El lunes último el presidente Macri recibió al conductor televisivo y vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, y se especuló con que podrían darle un apoyo para su tan ansiada y postergada búsqueda de la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino (recordemos que el 3 de diciembre pasado, en una elección escandalosa, “empató” con el actual titular Luis Segura, aunque todo quedó en la nada porque había un voto doble, es decir dos boletas pegadas y un voto más de los 75 que debía haber habido).

Pero en el Gobierno aseguran que “no hay candidato” para la AFA y, “además -puntean- no está definido aún quienes serán los candidatos para las próximas elecciones del próximo 29 de junio.

Con todo, lo que sí está resuelto por la administración macrista es que habrá una licitación nacional e internacional y baja de costos (se “conformarían” con un 40% de reducción).

Para más adelante quedará estudiar -ya lo tienen en carpeta- el sistema de registro AFA plus para ingresar a los estadios, y la ley que penas incidentes en el deporte, la cual creen inicialmente que “habrá que actualizarla”.

Dejar una respuesta