El presidente de San Lorenzo de Almagro, Matias Lammens recibió comentarios muy críticos, luego de aprobar en la previa del encuentro del “ciclón” ante Racing por la Superliga, de una bandera solicitando la “aparición con vida de Santiago Maldonado”.

El reclamo por la aparición con vida del joven artesano (que se encuentra desaparecido desde comienzos de agosto) también se hizo (y hace) presente en el ambiente del fútbol. Esto, al parecer, incomoda al Gobierno nacional. San Lorenzo recibió en la persona de su presidente, Matías Lammens, el disgusto que causó en la Casa Rosada la exigencia de que se esclarezca el caso que partió desde el club.

En la previa de San Lorenzo y Racing (por la primera fecha de la Superliga), un grupo de personas, exhibieron una bandera solicitando lo mismo que se solicita desde muchos otros sectores, es decir, el esclarecimiento del caso Maldonado.

También la acompañó Temperley antes de jugar con River. Fueron dos decisiones que para concretarse requirieron autorización. Por las siete palabras que pedían “Aparición con vida YA de Santiago Maldonado” en el Nuevo Gasómetro, el dirigente tuvo que escuchar el malestar que le transmitió un allegado al oficialismo de Cambiemos.

El “reproche oficial” fue confirmado por el diario Página 12, que a su vez indicó que recibió la información desde una fuente relacionada con el episodio. En tal sentido, la AFA también había desautorizado el pedido de San Lorenzo firmado por Lammens, pero enseguida se rectificó, desautorizó a un gerente, y permitió que se mostrara el mensaje por el joven desaparecido.

Jugadores de Temperley con la bandera

En el club hay una comisión de Derechos Humanos que motorizó el reclamo. Lo acompañó también una ONG. El equipo de Temperley tuvo un gesto semejante cuando salió antes del partido con River con un cartel del Sipreba, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires que decía “Santiago Maldonado aparición con vida ya”. En Banfield los hinchas colgaron otra bandera del alambrado con idéntico mensaje. Están previstos más reclamos iguales.

Estos primeros días de Superliga que ya consumieron su primera fecha, de Eliminatorias mundialistas y regreso del fútbol de Ascenso, el pedido por Santiago recrudeció. Se cumplió ayer un mes de su desaparición durante un operativo represivo de la Gendarmería contra un piquete del pueblo mapuche. Un despliegue de tropas que condujo en el terreno Patricio Noceti, el jefe de Gabinete de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Por eso, las voces de la sociedad multiplicaron sus reclamos por la aparición con vida de Santiago. Perciben que entre ellos están los responsables de que hoy no siga con nosotros.

El técnico de la selección Jorge Sampaoli dijo en una conferencia de prensa que le molestaba que el caso “no estuviera resuelto”. Diego Maradona acompañó el pedido desde su Facebook: “Un día más y sigue sin aparecer Santiago. Todos los argentinos te esperamos, al igual que a todos los desparecidos!”. Nahuel Guzmán, el arquero suplente de la Selección, desembarcó en el Aeropuerto de Ezeiza proveniente de México –donde juega – con una remera negra que en letras blancas decía “¿Dónde está Santiago?”. Antonella Roccuzzo, la esposa de Lionel Messi, se sumó al reclamo desde Instagram: “Yo también me pregunto dónde está Santiago Maldonado”.

A 34 años del final de la dictadura cívico militar, que a Lammens le hayan deslizado un comentario crítico porque San Lorenzo hizo visible el pedido de que apareciera Santiago, es una rémora siniestra del período 1976-1983. El gobierno nacional está siendo interpelado por el caso y se encuentra en una situación tan comprometida como incómoda. Atacó a la familia por los medios, victimiza a la víctima y defendió el papel de la Gendarmería en Chubut. Un mensaje de fastidio al presidente de un club de fútbol parece muy menor comparado con aquello. Lo que no es menor, es que ese aviso sugiera disimular u ocultar lo que está sucediendo.

Dejar una respuesta