Desde la semana pasada, dos de las empresas de internet más grandes del mundo han enfrentado cada vez más críticas acerca de cómo las noticias falsas en sus sitios pudieron haber influido en el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos.

El lunes, estas empresas respondieron y dejaron claro que no tolerarán ese tipo de información errónea y que se enfocarán específicamente en las fuentes de ingresos de los sitios de noticias falsas.

Google comenzó a actuar el lunes por la tarde cuando el gigante de las búsquedas dijo que prohibiría que los sitios web que transmiten noticias falsas utilizaran su servicio de publicidad en línea. Horas más tarde, Facebook actualizó las políticas en su Red de Audiencia de Facebook, las cuales ya dicen que no desplegarán anuncios publicitarios en sitios que muestren contenido ilegal o engañoso, y ahora también incluyen a los sitios de noticias falsas.

google“Hemos actualizado las políticas para aclarar explícitamente que eso también aplica a las noticias falsas”, dijo un vocero de Facebook en una declaración. “Nuestro equipo seguirá examinando en detalle a todos los creadores potenciales de contenido y seguirá monitoreando a los que ya existen para asegurarse de que cumplan con las normas”.

Ambas decisiones fueron una señal de que los gigantes de la tecnología ya no podían seguir ignorando el clamor creciente en torno al poder que tienen para distribuir información al electorado estadounidense.

Facebook ha estado en el epicentro de ese debate, pues algunos comentadores acusan a la empresa de inclinar a algunos votantes a favor del presidente electo Donald Trump mediante artículos erróneos e incorrectos que se difundieron rápidamente a través de la red social. Una de esas notas falsas, por ejemplo, argumentaba que el papa Francisco había respaldado a Trump.

Google no escapó del escándalo, pues los críticos dijeron que la empresa dio mucha prominencia a noticias falsas. El domingo, el sitio Mediaite reportó que el resultado principal al buscar en Google la frase “conteo final de los votos de la elección 2016” era un enlace a un artículo en un sitio web llamado 70News que de manera equivocada declaraba que Trump, quien ganó el Colegio Electoral, estaba a la delantera de su contrincante demócrata, Hillary Clinton, en el voto popular.

Dejar una respuesta