Hernán Pellerano  esta atravesando un proceso complejo en su salud. “Me siento mucho mejor, la fiebre bajó muchísimo. Ya no tengo el dolor abdominal, del estómago, del hígado, se desinflamó bastante, me hice el análisis de sangre para ver los glóbulos blancos y por suerte bajaron porque estaban muy elevados. Son síntomas buenos para esperar el resultado del estudio del dengue del próximo miércoles. Se podría descartar pero hasta que no aparezcan los resultados no podemos decir nada”, explicó el jugador en declaraciones a TyC Sports.

pelleranoPellerano preocupó seriamente a los médicos de Independiente una vez que presentó síntomas que podían relacionarse con el cuadro de la picadura de un mosquito infectado con dengue. El defensor explicó que durante sus vacaciones estuvo en una quinta del conurbano bonaerense donde, como es normal, fue picado por insectos.

“Estuve de vacaciones en una casa quinta en San Vicente, en Ezeiza, y estuve en el parque, en la pileta, me picaron los mosquitos como a todos y más en esas zonas. Eso más el entrenamiento en Domínico y la aparición de los síntomas, el dolor de estómago e hígado inflamado y 40° de fiebre, fue lo que preocupó”, explicó sobre el desarrollo de su cuadro.

El futbolista surgido en Vélez contó que perdió tres kilos y que no podía comer porque no sólo no tenía apetito sino que el sólo hecho de pensar en comidas le causaba náuseas. La falta de alimentación, agregó, “hizo que me deshidrate”, lo que entonces obligó a los exámenes: “Me hice los estudios y ahora espero el resultado, que lo voy a conocer el miércoles”.

Dejar una respuesta