La expresidenta Cristina Kirchner se presentó hoy frente al juez Julián Ecolini por el llamado a indagatoria en los tribunales de Comodoro Py, en el marco de la causa Hotesur, que la investiga por recibir pagos del empresario Lázaro Báez por alquilar habitaciones en sus hoteles. Tras media hora en el lugar, la senadora electa presentó un escrito y se retiró sin responder preguntas.

La exmandataria llegó a los tribunales federales minutos antes de las 9, en el marco de un operativo de seguridad en la entrada del edificio que alcanzaba el cuarto piso, donde se tuvo lugar el encuentro con el magistrado.

Como ya había señalado anteriormente, Cristina Kirchner le dijo al juez sobre las acusaciones en su contra son “un inmenso disparate jurídico del cual no piensa formar parte”.

Tras abandonar los tribunales, la expresidenta publicó en su cuenta en Twitter el texto que entregó a Ercolini, que tituló “Existen por lo menos siete decisiones judiciales firmes que han analizado los mismos actos, en las cuales se descartó la existencia de cualquier tipo de ilícito”.

“Como será explicado en los capítulos siguientes, en la presente causa se han violado de manera grosera las reglas más elementales que hacen al debido proceso legal”, son las primeras líneas del extenso escrito, donde asegura que no se respeta “uno de los más elementales principios que establece la Constitución Nacional: que toda persona es inocente hasta que una sentencia firme demuestre su culpabilidad”.

Y solicita que se dicte su sobreseimiento. “Es tan arbitraria la intimación que ni siquiera se precisa cuáles son las conductas que conforman la supuesta maniobra de blanqueo de capitales, cuándo se habría consumado ni el modo en qué se habría afectado el bien jurídico tutelado por la norma”.

Dejar una respuesta