El siempre esperado lanzamiento de un nuevo modelo de teléfonos iPhone previsto para hoy, en el décimo aniversario del primer smartphone podría significar para Apple la posibilidad de revertir sus malos resultados en el China, el mayor mercado de celulares del mundo, donde la empresa acumula seis trimestres de caídas de ventas. Sin embargo, trascendió que el precio del nuevo teléfono podría superar los u$s 1000, alrededor del doble del salario medio en China, lo que podría hacer que los compradores desistan de su compra.

Con todo, el éxito del próximo iPhone en China es crucial para la empresa con sede en Cupertino, en California, donde sus teléfonos ocupan la quinta posición en el mercado, por debajo de competidores locales como Huawei Technologies, Oppo, Vivo y Xiaomi.

China, Taiwán y Hong Kong representaron alrededor del 18% de las ventas de iPhone en el trimestre que terminó en julio, lo que lo convierte en el mercado más importante para la empresa detrás de Estados Unidos y Europa. Pero las ventas fueron decayendo paulatinamente, perdiendo 10% en comparación con los resultados del año pasado, algo que contrasta con el crecimiento registrado en las demás regiones, según información de Reuters.

Dejar una respuesta