El Banco Central enfrenta hoy un vencimiento de Lebac mayor a 531.000 millones de pesos, lo que representa un 60% de la base monetaria actual y más del 50% del stock de letras en circulación.

Se trata de la última licitación previa a las PASO y en el mercado esperan que el organismo conducido por Federico Sturzenegger suba la tasa a 26,5%, es decir, 100 puntos básicos por encima de la licitación de junio.

La expectativa con respecto a la tasa tiene que ver con los movimientos del Banco Central en el mercado secundario, donde el organismo viene subiendo las tasas entre 10 y 15 puntos básicos por día. En ese contexto, la Lebac que vence en agosto, cuya licitación primaria es hoy, pagaba ayer 26,5%.

“Este lunes, el BCRA vendió al mismo nivel que el viernes en el mercado. Eso significaría que el período de suba se terminó o se va a terminar en esta licitación primaria, en la que el organismo podría premiar a los inversores con una tasa un poco mayor. Me imagino que las tasas están llegando a su techo y creo que, más adelante, los datos de inflación van a empezar a convalidar un recorte”, explicó Belisario Álvarez, manager de Consultatio Asset Management.

En general, los operadores entienden que el BCRA marca precio en el mercado secundario y que convalidará hoy esos niveles de tasa. “El mercado espera una suba de 100 puntos básicos como mínimo, hasta 26,5%. Esa es la señal que está dando el organismo en el mercado secundario”, explicaron desde la mesa del BST.

Lucas Gardiner, Director de Portfolio Personal, agregó: “Eso se compara contra una curva que en la licitación primaria de hace un mes se ubicó en 25,5% (para el más corta) y en 23,75% (para el plazo más largo), y un diferencial entre ambas puntas de 175 puntos”.

Los operadores coincidieron en que el BCRA no podrá renovar la totalidad de los vencimientos pero afirmaron que es probable que logre esterilizar esos pesos más adelante, con nuevas intervenciones en el mercado secundario. Más allá de la inyección de dinero que el organismo pueda efectuar hoy, las fuentes consultadas descartaron que esos pesos afecten al tipo de cambio: “Con la liquidez que hay en el mercado secundario de Lebac, no hace falta esperar la licitación primaria para desarmar posiciones e irse a dólar”, dijo Álvarez de Toledo.

En un informe para sus clientes, Federico Muñoz, titular de la consultora que lleva su nombre, sostuvo que es de esperar que el BCRA siga adelante con su política de tasas altas: “Queda en claro que la política monetaria asume una instancia decididamente contractiva, con las tasas de interés del BCRA (pases y Lebac) bien por encima de la inflación; tanto si la referencia es el aumento esperado de precios, como si se las coteja con la inflación pasada”.

Lo cierto es que, con la suba de la tasa de Lebac en el mercado secundario, la tasa de política monetaria correspondiente al centro del corredor de pases quedó algo desdibujada: “El BCRA estuvo vendiendo Lebac con tasas superiores a las del pase, o sea que te pagaba más si ponías los pesos en Lebac que en pases”, dijo un operador.

Dejar una respuesta