En medio de las inundaciones, los incendios, cambios de gabinete y conflictos sociales con amenazas de paro de parte de la CGT, el presidente Mauricio Macri vuelve de sus quince días de vacaciones, pero ya en febrero tiene previsto viajar a España.

Se espera que las próximas horas no sean demasiado agitadas para Macri así podrá anoticiarse de lo que sucedió en este tiempo de relax. Mañana, en tanto, cumplirá con la formalidad de tomarles juramento a los nuevos ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, a una semana de haber asumido su función.

El miércoles el Presidente podría compartir una actividad oficial junto a la gobernadora María Eugenia Vidal. No se sabe todavía si será en San Miguel o en Florencio Varela. Ese mismo día los asesores de Macri quieren llevarlo a que se saque fotos en el popular Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María. Allí posaría junto al gobernador cordobés, el peronista Juan Schiaretti.

Según la agenda que maneja su entorno, Macri viajaría a España en febrero próximo, donde prevé reunirse en el Palacio de La Moncloa con su par y amigo, el conservador Mariano Rajoy.

Asimismo, en la Casa Rosada indican que si la conflictividad social no es demasiado alta, en abril el mandatario aprovecharía las pascuas para otro descanso junto a su esposa Juliana Awada y su hija menor, Antonia.

Dejar una respuesta