En el estreno de la obra Harry Potter y el legado maldito, en Londres, J. K. Rowling insistió en que de verdad, en serio, ya no escribiría nada más de Harry Potter.

“Harry ya se acabó”, le dijo Rowling a Reuters. Sin embargo, no descartó escribir más sobre el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

El miércoles pasado la plataforma editorial de Rowling, Pottermore, anunció una próxima serie de libros electrónicos ambientados en el mundo de los magos. Estas antologías digitales contendrán los cuentos de Rowling y otros textos de su sitio web; además, incluirán algunas historias nuevas sobre algunos personajes de Hogwarts.

Los primeros tres libros de la serie, que se publicarán el 6 de septiembre, se centrarán en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, con una extensión aproximada de 10.000 palabras. Las colecciones incluirán algunos escritos nuevos, entre ellos una historia acerca de Horace Slughorn, el profesor de Harry, y otra sobre la participación de la profesora Minerva McGonagall en la segunda guerra de los magos; lo demás será material ya publicado de Pottermore.

rowling

Las noticias sobre estos libros electrónicos fueron recibidas con júbilo y confusión en las redes sociales, pues algunos creyeron erróneamente que se trataba de nuevos libros de Harry Potter. Pottermore intentó acabar con los rumores.

Los libros electrónicos se venderán en Pottermore, así como en Amazon y otros puntos de venta digitales, y costarán 2.99 dólares cada uno. Por ahora no hay planes para lanzar los libros impresos, y los editores de Pottermore no han decidido qué extensión tendrá la serie de libros electrónicos, según Anna Rafferty, la directora creativa.

“El propósito de Pottermore Presents es complementar la serie de libros de Harry Potter con contenido breve que sea entretenido y cuyos temas sean elegidos por el equipo editorial de Pottermore”, dijo Susan L. Jurevics, la directora ejecutiva de Pottermore, en una declaración. “Los textos de J. K. Rowling en estas colecciones revelan detalles complejos de las vidas de sus personajes y sus historias, así como su inspiración”.

Aunque Rowling ha concentrado su energía creativa en escribir novelas para adultos, entre ellas la serie de novela negra de Robert Galbraith, se ha mostrado reacia a dejar de escribir sobre Harry y sus colegas. ¿Y por qué lo haría? Se puede decir que Harry Potter es la franquicia editorial más lucrativa de la historia, con ventas mundiales que superan los 450 millones de copias, una exitosa franquicia de películas, un parque temático y ahora una producción teatral en Londres con las entradas agotadas hasta el próximo año.

El guion de “El legado maldito” no lo escribió Rowling sino el dramaturgo Jack Thorne y ha vendido más de 3,3 millones de copias en América del Norte en menos de un mes.

Sin embargo, puede que el anuncio más reciente de Rowling pruebe los límites de la devoción de sus seguidores. ¿Acaso sus lectores comprarán algo que solían tener gratis en su sitio web?

Pottermore, que fue creado en 2011, ha sido parte esencial de la estrategia publicitaria de Rowling desde que “puso fin” oficialmente a la serie de Harry Potter en 2007. En Pottermore, Rowling les ha dado pistas a los fans, ha compartido detalles acerca de proyectos próximos y ha publicado cuestionarios, nuevos textos de ficción breve y nuevas historias de personajes conocidos.

Al reunir y vender material de Pottermore, Rowling está comercializando una parte de la franquicia que hasta ahora ha sido un lugar de entretenimiento gratuito para los fans de Potter.

Rowling controla los derechos de los libros y audiolibros de la franquicia de Harry Potter, y agregar nuevo material digital en forma de libro electrónico podría impulsar las ventas de los catálogos digitales. El jueves pasado, las preventas habían puesto los primeros tres libros electrónicos de Pottermore Presents en el cuarto, quinto y sexto lugar de la lista de libros más vendidos de Kindle de Amazon, detrás de “El legado maldito”.
No obstante, también podría alejar a algunos seguidores fieles que ya se han quejado de la forma en que han explotado la franquicia después de que Rowling y sus editores, Scholastic y Bloomsbury, presentaron la nueva obra como el octavo libro en la serie de Harry Potter, aunque Rowling no la escribió.

“Está muy alejada del mundo de Harry Potter que conocemos y amamos”, escribió un decepcionado lector en una reseña calificada con una estrella de “El legado maldito” en Amazon. “Qué vergüenza, J. K. Rowling, por ser parte de esta basura”.

Dejar una respuesta