En este momento la policía de Gerardo Morales me está deteniendo, esto es como en la dictadura”. Ese fue el último tweet de Milagro Sala hace exactamente 365 días. Desde ese día está detenida en el penal de Alto Comedero, el Establecimiento N°7 del Servicio Penitenciario jujeño, a 100 kilómetros de la capital provincial. El pasado 28 de diciembre fue condenada a tres años de prisión en suspenso por el escrache al gobernador Gerardo Morales.

A partir del día de su detención, miles de personas afines y no afines al kirchnerismo se pronunciaron en contra de la medida y aseguran que es una presa política. Incluso organismos de Derechos Humanos de la ONU solicitaron al Gobierno Nacional que la titular de Tupac Amarú se liberada de inmediato a través del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias. Las marchas se expandieron también a Francia, Italia, España, Bélgica, Suiza, Canadá y Estados Unidos.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, afirmó que Sala está presa porque “se robó todo”. “A los organismos internacionales les falta información, han escuchado una sola campana, por eso nuestro pedido es que vengan a Jujuy, creemos que en mayo vendrá el Grupo de Trabajo de la ONU, y estamos gestionando que la comisión de la OEA venga lo más pronto posible”, explicó

En nuestro país se creó el Comité por la Libertad de Milagro Sala que tiene como presidentes honorarios a Estela de Carlotto, el juez español Baltasar Garzón y la abogada y dirigente política colombiana Piedad Córdoba. Hoy, en las redes sociales crearon el hashtag #LiberenAMilagro para exigir su inmediata libertad. A las 11 horas habrá una conferencia de prensa en la sede de la Tupac Amarú en Capital Federal, ubicada en México y San José.

Dejar una respuesta