Justin Bieber está en problemas con la Justicia argentina. Según informó Jorge Rial, hoy el juez Alberto Baños dictó el procesamiento del cantante canadiense. El joven deberá probar que es inocente del delito que se lo acusa: robo y lesiones leves en su última visita a la Argentina.

El episodio sucedió en el 2013 en el boliche Ink, en Palermo. Bieber habría ordenado a su equipo de seguridad a sacarles los celulares a las personas que lo habían filmado. Además, los empleados del cantante habrían roto equipos de cámaras de seguridad del local bailable. También se acusa al personal de Justin de haber golpeado a un fotógrafo que buscaba retratarlo.

El procesamiento es sin prisión preventiva. En agosto realizaron una declaración indagatoria por Skype, pero Justin se negó a responder las preguntas que le hicieron los abogados Matías Morla y Víctor Stinfale.

Morla fue muy duro sobre el ninguneo del ídolo pop para con la causa ya que aseveró que no podía venir al país porque “estaba con mucho trabajo, que no puede salir de Canadá y después hace una gira para 46 países. Piensa que en Argentina somos indios que no hay seguridad jurídica, por eso escupe la bandera y nos falta el respeto”.

Este año Bieber tuvo una actitud que indignó más a los argentinos. En Nueva York una fan se le acercó a la ventana de su camioneta y le entregó una bandera argentina, sin embargo, el joven la vio y la dejó caer al piso despectivamente.

Dejar una respuesta