Ayer, los empleados de la Casa Rosada se sorprendieron con un pizarrón en la explanada que exhibía la leyenda “Lunes Vegano”. Luego, el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, explicó en su cuenta de Facebook de qué se trataba el asunto.

Según explicó el funcionario, los lunes el comedor de la sede gubernamental sólo ofrecerá un menú vegano, es decir “platos realizados sin carne, ni pollo, ni pescado, ni huevo, ni manteca, ni mayonesa, ni leche. Un menú sin productos animales de ningún tipo”, de acuerdo a lo que escribió en su muro.

De Andreis aseguró que hasta el propio presidente Macri se acoplaría a la medida y degustaría delicias de la cocina vegetariana, que le prepara especialmente el aclamado, y para muchos soberbio, Dante Liporace.

La carta incluye berenjenas parmesanas veganas o tarta de hongos y tofu. De postre, peras cocidas con té o fruta del día. La semana que viene, las opciones serán parrillada de tofu, vegetales y hongos portobello o tarta ratatouille.

Todos los empleados y funcionarios de la Casa, incluso el propio Presidente de la Nación, comerán este menú “saludable” cada lunes. “Nos propusimos hacer este cambio por dos razones muy importantes. Por un lado, para que al menos una vez por semana las 554 personas que almuerzan en la Casa Rosada coman un menú magro que contribuirá al mejoramiento de su salud. Por otro lado, sabiendo la curiosidad que despierta en el país todo lo que pasa en la Casa, como una manera sencilla de iniciar una discusión intensa acerca la dieta de los argentinos”, explicó De Andreis en las redes sociales.

“El verdadero propósito del “Lunes vegano” en la Casa Rosada no es volvernos veganos. No. El propósito es provocar una conversación sobre nuestra comida, nuestra salud, y empezar a cambiar nuestra dieta. Si lo hubiésemos llamado “Lunes saludable” o “Lunes de verduras” no estarías leyendo esto”, redondeó el funcionario.

Al parecer, algunos funcionarios no celebraron la idea y pidieron, a escondidas, que les envíes una opción con carne.

 

Dejar una respuesta