En septiembre de 2016, se separó una de las parejas más queridas en Hollywood y en el mundo. En aquella fecha, Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt tras 14 años juntos y seis hijos en común: Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox. Por primera vez, Angelina decidió hablar sobre la ruptura en una entrevista con Vanity Fair“Desde hace nueve meses, trato de ser buena en el papel de ama de casa, recoger las cacas del perro, lavar los platos y leer historias por la noche, y he mejorado en las tres cosas”, asegura sobre su nueva vida.

“Tengo más canas y la piel más seca. No sé si será la menopausia o si es solo el año que he tenido”, reflexiona Jolie, quien solicitó el divorcio de Brad alegando “diferencias irreconciliables”. Y sentencia sobre su matrimonio con el actor: “Las cosas se habían vuelto complicadas”.

Para Angelina, la prioridad en todo momento fueron sus seis hijos: “No quiero que mis hijos se preocupen por mí, creo que es muy importante llorar en la ducha y no delante de ellos. Necesitan saber que todo va a ir bien incluso cuando ni tú estás muy segura de que así sea”.

¿Cómo es su vínculo hoy con Pitt?: “Nos recuperamos de todos de los acontecimientos que llevaron al divorcio (…) Nos preocupamos el uno por el otro y nos preocupamos de nuestra familia. Los dos estamos trabajando con el mismo objetivo”, afirmó.

Via: ARGNoticias

Dejar una respuesta