El ‘ xeneize ‘ goleó a Independiente por 3 a 0 en La Bombonera, y le sacó cuatro puntos de ventaja a River, que cayó en su visita al Gasómetro ante San Lorenzo, por 2 a 1.

Boca arrancaba el partido ante el “rojo”, sabiendo que su inmediato perseguidor había caído, y era una inmejorable oportunidad para despegarse y encarar las últimas tres fechas con una buena diferencia.

Los de Holan no pudieron demostrar su buen andar que venía teniendo en los partidos previos, por propias dificultades y porque el local tampoco lo dejó, flojos Rigoni y Benítez, aislado Gigliotti y los del medio, fueron superados por los volantes de Boca y ahí es donde se empezó a definir la historia del partido.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Ya con el dominio del juego, el equipo del mellizo, encontró sobre los veinte iniciales, un claro penal de Franco sobre Pablo Perez, luego que el defensor de Independiente, rechazara la pelota pero dejó la plancha puesta y golpeó al rival. Bendetto se hizo cargo de la ejecución, y el goleador no falló, 1 a 0 y tranquilidad desde el resultado y apuntalado con buen juego.

Sobre el final de la primera etapa llegaría el segundo, tras una serie de toques consecutivos, Pavón recibió por izquierda, superó a Bustos con un gran amague y envió el centro al segundo palo, dónde Junior Benítez cabeceó en soledad para marcar el 2 a 0, golazo y al descanso.

En el segundo tiempo, los de Avellaneda fueron por el descuento, sin claridad y con arrestos individuales de Barco, pero no alcanzaba para inquietar a Rossi, el equipo local estaba bien plantado y llegando al minuto 25, sellaría el resultado, tras una buena presión de Benedetto a Campaña, que en su intento de rechazar la pelota,esta golpeó en el nueve de Boca y derivó en Junior Benítez, que se metió en el área y cedió al goleador del campeonato que luego de acomodarse, definió para marcar el 3 a 0 definitivo y ya no hubo mas partido.

Apareció Boca cuando mas lo necesitaba, figuras Benedetto, Barrios y Pablo Perez, no estuvo a la altura el “rojo”, quizás el cansancio del viaje a Perú, entre semana, haya influido un poco en su flojo rendimiento y el xeneize lo aprovechó.

Ahora los de Guillermo llevan 4 puntos de diferencia, con 9 por jugarse, falta todavía pero es una posición inmejorable de cara al final.

Dejar una respuesta