Es bien sabido que el capital no tiene ideología y que en Argentina los grupos empresarios han crecido en base de transferencia de deuda al estado, lobby para recibir las mejores obras, prebendas, retornos y coimas. Son los mismos hace 50 años, descubrieron un método y tuvieron a la política de turno como cómplice.

Para algunos militantes que votaron “la revolución de los derechos humanos” o “la revolución de la alegría” les resulta imposible de admitir que el único movilizante de ambas revoluciones fue realizar negocios y apropiarse de obras monumentales, siempre con métodos oscuros y seguramente considerados delictivos, en sociedades con una ley disputa a combatir el delito.

Esta semana, Oderbrecht expuso un supuesto retorno percibido por un funcionario público del máximo nivel y confianza del Presidente Mauricio Macri. La realidad es que las bandas Macristas y kirchneristas siempre estuvieron asociadas en el juego de quedarse con lo que es nuestro.  A mi criterio, Gustavo Arribas es solo un “pichon” que actuaba por ordenes superiores. Arribas, se sabe, es en realidad un viejo conocido de Macri, ademas de su escribano personal y un actor importante en manejar para Mauricio y Daniel Angelici, lo “inmanejable” en el negocio del fútbol. La nota “la doble vida de Mauricio Macri” es por demás elocuente de las cosas que mueve un pesado en serio.

Algo que no se le cuenta a la gente es que Mauricio Macri, Juan Pablo Schiavi y Daniel Chain son los fundadores de Compromiso para el Cambio.

En el 2003, Juan Pablo Schiavi un activo personaje de la Obra Pública durante el Kirchnerismo, fue jefe de campaña de Mauricio Macri quien se presentaba por 1° vez a Jefe de Gobierno por CABA. La elección que fue ganada por Anibal Ibarra en segunda vuelta. El jefe de campaña de Macri, Schiavi tenía una consultora en sociedad con Daniel Chain (quien en el 2007 sería el ministro de Ministro de Desarrollo Urbano)

El arquitecto Chain y Schiavi fueron los que le llevaron el negocio del soterramiento del Sarmiento a otro oscuro personaje: Ricardo Jaime. En el 2003, este era el secretario de Transporte de Julio De Vido, quien era el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Nestor Kirchner y fue el encargado de convencer al presidente de la gran obra. NK la anuncio con bombos y platillos.

La obra se demoró. Pero en el 2008 se le adjudicó al consorcio IECSA-ODEBRECHT- GHELLA-COMSA por U$S1500 millones. El financiamiento lo iban a aportar IECSA-GHELLA desde Italia pero la crisis internacional de los mercados arrastrando a Lehman Brothers Holdings Inc. llevó la tasa del préstamo del 9 al 16% y la obra no empezó.

En el 2009, Cristina Fernandez de Kirchner, le pide la renuncia a Ricardo Jaime, por una denuncia de Carlos Colunga (Director Macair Jet empresa del grupo Macri), y el mismo grupo empresario/político logra que Schiavi fuera nombrado Secretario de Transporte de la Argentina.

Juan pablo Schiavi, ya se había convertido al kirchnerismo pero todavía era socio de Daniel Chain ministro de obras públicas de Macri. El grupo estaba de fiesta: Chain en la Ciudad y Schiavi en la nación.

En febrero 2012 se produce la tragedia de ONCE y echaron a Schiavi. Asume Florencio Randazzo como ministro de transportes y compra la tunelera para el soterramiento del Sarmiento. En septiembre del 2013 CFK, De Vido y Randazzo aceptan la financiación de ODEBRECHT a través del BNDES (Banco de Desarrollo Brasilero) y ODEBRECHT pasa a tener la mayoría ACCIONARIA del consorcio que antes era de IECSA de ANGELO CALCATERRA (primo HERMANO de Mauricio Macri). Esta vez se adjudicó la obra por U$S 2200 millones –u$s 1500 millones aportaba el BNDES y u$s 700 millones el estado nacional- que entrega un adelanto en millones de pesos equivalente a casi 60 millones dólares.

Durante todo el 2014/5 la obra no empieza pese a tener la tunelera. Extrañamente se guarda en un cajón, pese a ser un año electoral, una herramienta enorme para la política poder mostrar al menos 200 metros de túnel en los medios de comunicación.

El 10 de junio del 2016 el presidente Macri dicta un decreto de necesidad y urgencia, re-adjudicando al mismo consorcio IECSA-GHELLA-ODEBRECHT-COMSA pero esta vez por u$s 3000 millones pero a partir de ese momento IECSA de ANGELO CALCATERRA vuelve a ser mayoritario y toda la obra la pasa a financiar el estado nacional. Es decir al doble de valor de la adjudicación del 2008/9. En agosto del 2016 la tunelera empieza a excavar en la localidad de haedo con IECSA

La historia que no se cuenta de Enrico Ghella – Franco Macri – ANGELO CALCATERRA.

El 15/07/2005, el entonces jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, llamó a licitación para la construcción de los canales aliviadores de la cuenca del Maldonado y el 07/08/2006 el Banco Mundial aprobó un crédito de US$ 130 millones. Tan inexplicablemente como la demora en el soterramiento del Sarmiento cuando el BNDES ya había concedido el préstamo, la Ciudad de Buenos Aires recién recibió las ofertas para el Maldonado el 06/07/2007, compitiendo la brasileña ODEBRECHT contra las italianas SELI y Ghella.

Quien triunfó fue Ghella pero la gestión de Jorge Telerman, sucesor del destituido ANIBAL IBARRA (dicen que por gestiones de Mauricio Macri/Angelici y OTRO LIDER, que nadie se anima a pronunciar el nombre, para que lo destituyan que “magnimizaron” la horrenda causa de Cromagnon) , no le adjudicó las obras, enfureciendo a Mauricio porque esa adjudicación había sido una claúsula importante del pacto de transición que apoyó Macri para que Telerman sucediera a Ibarra.

Además, Macri ambicionaba que Telerman adjudicara la obra para no tenerla que hacerlo él por un motivo de incomodidad acerca de “la nueva política” que él prometía: Ghella ya estaba asociada a ANGELO CALCATERRA.

Cuando Franco Macri decidió reorganizar su emporio, le transfirió a su sobrino, el arquitecto ANGELO CALCATERRA, 3 empresas:
# Sideco Americana, que alguna vez fue el nudo de Sociedad Macri (SOCMA),
# IECSA (Ingeniería Eléctrica y Construccion);
# Creaurban (desarrolladora inmobiliaria).

ANGELO CALCATERRA integró las empresas en Grupo ODS (Obras, Desarrollos y Servicios). En aquel 2007, Ghella S.p.A. ingresó como accionista y socio en Grupo ODS.

El periodista Luis Ceriotto escribió en el diario Clarín: “ANGELO CALCATERRA, el empresario que había adquirido la constructora y desarrolladora IECSA a su tío Francisco Macri, anunció ayer que vendió casi la mitad de la compañía a la constructora italiana Grupo Ghella, con la cual ya estaba asociado en algunos proyectos de obra. La unión de las dos compañías fue bautizada como grupo ODS, con una facturación conjunta que este año rondará -aseguraron- los 300 millones de dólares.
(…) En cuanto a Ghella, una constructora italiana que se remonta a fines del siglo XIX, hoy está timoneada por los dos herederos varones. Uno de ellos, Enrico Ghella, se instalará en Buenos Aires como director de ODS.”

Que no nos cuenten el cuento, durante más de una década el kirchnerismo y el PRO han estado asociándose y luchando por los negocios de la nación.

 

Rodolfo Llanos – Dirigente del movimiento ciudadano “Unidos contra la corrupción”

Dejar una respuesta