Tal como se esperaba, el dirigente y piquetero Luis D’Elía fue condenado por la toma de la comisaria 24 de La Boca que encabezó en 2004, tras la muerte de Martín “Oso” Cisneros, uno de sus principales laderos en la Federación de Tierra y Vivienda (FTV).

El Tribunal Oral Federal N°6 sentenció al D’Elía a cuatro años de prisión, aunque todavía no está firme porque debe ser confirmado por la Cámara Federal de Casación y eventualmente por la Corte Suprema de Justicia.

Para los jueces, el piquetero es culpable de los delitos de “atentado contra la autoridad”, “usurpación del espacio público”, “instigación a cometer delitos”, “lesiones” y “privación de la libertad”, cometidos en el marco de dicha toma en la que reclamaba la detención del presunto asesino de su compañero.

Ante un grupo de militantes que lo esperaba afuera de Comodoro Py, Luego de oír el fallo, D´Elía apuntó contra Macri: “Necesita meter miedo para poder concretar las reformas laborales” y adelantó que va a apelar la medida. “Me condenaron a cuatro años de prisión sin fundamentos”, aseguró el dirigente y recordó que “trabajó toda la noche para destrabar las negociaciones y desocupar la comisaría”.

En forma llamativa, los otros dos acusados, Luis Bordón y Lito Borello, fueron absueltos porque no hubo acusación fiscal en contra de ellos. “Si tengo que ir a la cárcel 4 años y 8 meses por esto, a los 60 años y después de 40 de militancia, lo hago con orgullo y dignidad y mirando a la cara”, había dicho D´Elía esta mañana ante el TOF 6.

De la misma manera, resulta sorpresivo que se condene a alguien por la toma de una comisaría, ya que este tipo de incidentes resultaron frecuentes entre vecinos que se quejaban por hecho puntual de inseguridad, sin ir más lejos, a principios de año hubo serios incidentes en Liniers. En esos hechos no se acusó a nadie y se hicieron denuncias.

Dejar una respuesta