Por Primo Vazquez. De la mano del 10, o mejor dicho, desde su zurda mágica, Argentina venció 3 a 1 a Ecuador en Quito, con tres goles del capitán.

Costó pero estamos en Rusia 2018, fue dura la eliminatoria, pasaron 3 técnicos, se convirtieron pocos goles, se perdieron muchos puntos de local, tal es así, que la primer fecha caímos en el Monumental ante los ecuatorianos, y esas tres unidades hubo que ir a recuperarlas en esta última fecha.

Ellos ya eliminados, con un equipo joven y en plena transición, nosotros en la situación límite de que sólo nos metía una victoria para no depender de nadie.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Y se arrancó de la peor manera, dormidos y se pagó con un gol del local a los 45 segundos, terrible golpazo en el inicio del partido, pintaba fea la cosa hasta que nos acomodamos y apareció él mejor, Lío en todo su esplendor, en ‘Modo Barcelona’, y bien acompañado por Di María, muy bueno lo de Enzo Perez para conectarse con él 10 y hacerle llegar la pelota limpia, Benedetto movedizo y arrastrando marcas, Otamendi firme en el fondo.

Con todo esto, los de Sampaoli revirtieron el resultado, pero el plus fue Lionel, fino para definir, encarador, dueño de la pelota y los tiempos del equipo, todo lo que se necesitaba de él, estuvo, y cerró su actuación y la clasificación al mundial, con un verdadero golazo.

Fue LA noche del 10, la que se necesitaba, y ahora a esperar al sorteo de Diciembre, junto a Brasil, Uruguay, Colombia y quizás Perú (repechaje vs Nueva Zelanda).

Afuera Chile, tras el empate entre peruanos y colombianos y su propia derrota ante los brasileños.

Pero lo importante es que en él peor momento en mucho tiempo de nuestro seleccionado, el mejor apareció y nos dio una alegría, de esas que marcan y fuerte.

Dejar una respuesta