Tras 22 años de servicio en una empresa de gaseosas, un hombre fue despedido por bajar material triple x en las computadoras. Sin embargo, en tribunales no se pudo demostrar que fuera él quién accedió a ese contenido y tras un juicio, debieron indemnizarlo con medio millón de pesos.

El hecho ocurrió en Buenos Aires. Una empresa muy importante de gaseosas tuvo que indemnizar a un ex empleado con 500.000 pesos por haber perdido un juicio luego de haberlo despedido por llenar la computadora del trabajo con material pornográfico.

computadora

El hombre había brindado sus servicios a la compañia durante 22 años, pero luego de bajar pornografía en el trabajo, se le comunicó su “despido con causa” alegando que había almacenado “en una computadora y en un servidor de uso común una gran cantidad de archivos (fotos y videos) de contenido pornográfico”.

El ex empleado llevó su caso a la Justicia, y salió beneficiado porque no solo no se pudo demostrar que él había descargado fotos y videos, sino que se comprobó que una persona podía acceder al sistema utilizando el usuario de un compañero.

Por este motivo la empresa lo tuvo que indemnizar con medio millón de pesos, más los intereses.

Dejar una respuesta