En el marco de una seguidilla de meses en los que los precios de la carne han aumentado, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había dicho esta mañana que el kilo de asado “debería costar $90”. Ahora, desde la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, la respuesta no tardó en llegar. “Está muy lejos de la realidad”, expresó su vicepresidente, Alberto Williams, en relación a los valores que manejan los frigoríficos y comercios minoristas.

Es que según Buryaile, el margen de rentabilidad que que obtienen las carnicerías ronda los $25, considerando que “el precio de salida de industria de la costilla es de $ 65″.

expocarneEn diálogo con radio La Red, Williams dijo que “me llama la atención que un secretario de Agricultura y Ganadería no esté informado de lo que es una media res, trabajada en una carnicería”. “Una persona que dice eso está muy lejos de la realidad”, señaló.

El vicepresidente de los carniceros explicó que el precio “de novillo pesado es de 80 a 90 pesos; y el de carne chica, un animal de feedlot, está entre 100 o 110 pesos. La carne no es toda igual, depende de cada categoría”.

“Los carniceros, por cada 100 kilos comprados, tenemos $ 80 de carne, y el 25% lo perdemos en grasa y desperdicios. Cuando se hace el promedio, con 24 cortes, se llega a eso”, concluyó Williams.

Dejar una respuesta