Los inversores y operadores se mantienen a la expectativa del proyecto de reforma tributaria que va a presentar hoy el ministro Dujovne en el Palacio de Hacienda. Uno de los puntos que más revuelo generan sobre el mundo financiero es la propuesta oficial que podría gravar la “renta financiera”. Al respecto, la consultora Quantum, comadada por el exsecretario de Finanzas Daniel Marx, analizó los potenciales impactos que surgen de las cláusulas contractuales de distintos activos financieros.

A continuación, los puntos más relevantes el informe:

1|Títulos públicos bajo Ley Extranjera

En los documentos de emisiones de deuda nacional y provincial se aclara que si, con posterioridad a la firma del contrato existiesen modificaciones impositivas que afecten el flujo original de pago de capital e intereses, el emisor compensará a los tenedores de esos títulos para mantener el flujo de pagos original. Sin embargo, se aclara que eso es así en el caso en que el tenedor sea una persona asimilable a un “no residente” (puesto en interpretación simple y libre nuestra). Para las demás personas no se compensan los efectos adversos, si los hubiere, de modificaciones impositivas posteriores. Eso es independiente de si se tratase de una persona física o jurídica.

2| Títulos públicos bajo Ley Argentina

Las exenciones impositivas (Ganancias y Bienes Personales para el caso de personas físicas) son las dispuestas por las leyes y reglamentaciones vigentes en la materia. Es decir, se pueden ir alterando a lo largo del tiempo dentro de la normativa (puesto en interpretación simple y libre nuestra).

3| LEBAC y NOBAC

Según el criterio de la Gerencia de Legales del BCRA, estos títulos no son asimilables a Títulos Públicos (ej., son instrumentos de regulación monetaria regidos por una ley distinta a la de Administración Financiera), con lo cual no estarían exentos del pago de Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales (en el caso de personas físicas). Aun así, la AFIP, como autoridad de aplicación, sí los consideró como títulos públicos, con lo cual explicitó que están exentas de pagar el tributo para el caso de personas físicas. La creación de un “nuevo impuesto a la renta financiera” no iría en contra de la consideración realizada oportunamente.

4| Obligaciones Negociables, Acciones y demás títulos

En este segmento se incluyen todos los demás activos financieros con cotización u oferta pública. Para personas físicas, en la actualidad están exentos del Impuesto a las Ganancias (intereses/dividendos y ganancias de capital) según indica la Ley (art. 20 Ley 20.628 y modificatorias). La introducción de un “impuesto a la renta financiera” podría alcanzarlos o no y evitaría modificar la ley para gravarlos. Como se lo mencionó, aún no están claros los alcances y criterios del nuevo impuesto (ej., gravar ganancias nominales o reales), pero existen cuestiones que deben tenerse en cuenta a la hora de analizar implicancias y efectos de modificaciones en el esquema impositivo vigente.

via ambito.com

Dejar una respuesta