La primera cumbre de Mauricio Macri con el sindicalismo peronista quedó convocada para el jueves a las 16.30 en la Casa de Gobierno. Los funcionarios a cargo del armado de la reunión confirmaron que participará no más de media docena de dirigentes, entre los que estarán los jefes de las tres versiones de la CGT, y que junto al mandatario estarán su jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

El temario, como anticipó este diario, apuntará a definir el cauce de las negociaciones salariales de este año, signadas por un planteo del Ejecutivo de generar incrementos inferiores al 30% y, eventualmente, habilitar acuerdos más cortos que los doce meses habituales para encuadrarlos en la misma pauta. A cambio, el equipo económico de Macri prepara una batería de compensaciones destinadas tanto a los asalariados en blanco como a los propios sindicalistas con obras sociales a cargo.

macriEntre los participantes comentaron que los funcionarios tenían previsto hoy reunirse entre ellos para ajustar el temario que tendrá a la vista el jefe de Estado. Por caso, en pleno feriado se encontrarán Triaca y su segundo, Ezequiel Sabor. Ni funcionarios ni gremialistas creen posible que el propio mandatario exponga un número deseable para los cierres paritarios, aunque sí lineamientos generales para atemperar los porcentajes.

Esos ítems serán los prometidos cambios integrales en el Impuesto a las Ganancias, la suba y universalización de las asignaciones familiares y mayores fondos para las obras sociales. Hasta anoche había quedado afuera de la negociación una eventual rebaja del IVA en productos de la canasta alimentaria, una alternativa que el Gobierno maneja por ahora sólo para jubilados con tarjeta para la percepción de sus haberes.

El portuario Juan Carlos Schmid, titular de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), confirmó anoche su asistencia y dijo confiar en que esos temas serán expuestos en detalle por Macri. “Nosotros en la CATT ya dijimos que el piso de aumentos para este año debe ser el 30 por ciento. Si el Gobierno va a definir un cambio amplio en Ganancias y va a aplicar otras modificaciones, habrá que ver el impacto” con vistas a reducir la expectativa numérica para los debates con el sector empresarial.

Además de los líderes de CGT Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, anoche se confirmó que irán Schmid por el sector del transporte en lugar de Roberto Fernández (colectiveros, UTA), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) por los “independientes”, y se había extendido una invitación al mercantil Armando Cavalieri, el más emblemático de los “gordos”.

Dejar una respuesta