El presidente de la Nación, Mauricio Macri, sostuvo este jueves que Argentina, Uruguay y Paraguay serán “grandes anfitriones” del Mundial 2030 y confirmó la unidad de los tres países para trabajar en forma conjunta para la candidatura que presentarán en la FIFA, tras un almuerzo del que participó Gianni Infantino, titular de la máxima entidad del fútbol, junto a los mandatarios.

Macri destacó en una conferencia de prensa en Casa Rosada que si le dan “la oportunidad” a la Argentina, Uruguay y Paraguay, llevarán a cabo “un gran mundial” porque en la región sudamericana se destaca “la pasión futbolera”.

El Jefe de Gobierno argentino recibió a sus pares Tabaré Vázquez, de Uruguay, y Horacio Cartes, de Paraguay, quienes compartieron un almuerzo con el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, con la propuesta de la organización del mundial como eje central.

Infantino, quien visitó la AFA y se convirtió en el primer presidente de la FIFA en recorrer la casa del ente que regula el fútbol argentino, se reunió con los presidentes de los tres países a quienes aconsejó un plan de organización “estricto y serio” con mucha dedicación.

“Vamos a contar obviamente con el apoyo de la Conmebol, que cree que la región merecer organizar un Mundial. No sólo es darle lugar a una pasión que compartimos uruguayos, paraguayos y argentinos, sino además aprovechar esto para seguir consolidando y profundizando los vínculos que tenemos, que están en un gran momento hemos resuelto temas que arrastrábamos, desde hace años, y estamos siempre buscando nuevos proyectos, que nos lleven a unir cada vez más a nuestros pueblos”, agregó Macri en el Salón de los Científicos de la sede gubernamental.

Por su parte, Vázquez remarcó la proximidad y la distancia corta que existe en el traslado entre un país y el otro como ventaja para la organización y realización del torneo mundial de fútbol.

“La proximidad que tenemos con Buenos Aires y algunas provincias argentinas, con Paraguay también, explican con claridad que estamos en condiciones de realizar este campeonato”, apuntó el mandatario uruguayo.

“Si hace 100 años se hizo el primer campeonato del mundo en el Río de la Plata, donde era difícil prever lo que podía pasar. Es difícil ahora, pero lo fue mucho más hace 100 años. Todas las crónicas de la época demostraron que se podía, hasta opinó Jules Rimet (primer presidente de FIFA) que fue un éxito”, rememoró Vázquez.

En tanto, Cartes, a la derecha de Macri, subrayó la unión de los países sudamericanos para trabajar en la candidatura del Mundial 2030: “Esto pone de manifiesto nuestra capacidad de integración. Solos no lo hicimos y no lo podremos hacer. Está la magia del fútbol que nos podrá ayudar en este proyecto y queremos agradecer en nombre del pueblo paraguayo por dejarnos participar en esta iniciativa”.

Las intenciones de Argentina, Uruguay y Paraguay de presentar la candidatura para el Mundial 2030 se afianzaron en esta reunión, de carácter oficial, con la aceptación del país guaraní, ya que en primera instancia no era parte del proyecto.

Los encuentros entre argentinos y uruguayos se produjeron en reiteradas ocasiones entre 2016 y 2017, con una entrevista entre Macri y Vázquez incluida y la conformación de una asociación binacional sin fines de lucro denominada “Inicativa 2030”.

La vía paraguaya apareció en los últimos meses y exigió una propuesta formal desde la Secretaría de Deportes de Uruguay, en la voz de Fernando Cáceres.

“Nosotros no tenemos nada en contra de Paraguay, no rechazamos su integración, pero esto es serio, se necesita una propuesta formal por parte de ellos”, dijo Cáceres a Télam en una nota reciente tras la cancelación de una reunión en Buenos Aires.

Paraguay manifestó sus deseos de co-organizar el Mundial 2030 con el titular de Conmebol, Domínguez, y el propio presidente guaraní, Cartes, pero a través de las cuentas oficiales de sus redes sociales.

Finalmente, los paraguayos fueron admitidos y la buena predisposición entre los mandatarios de los tres países se plasmó en la reunión que tuvo como lugar a la Casa Rosada porteña.

“Más allá que la propuesta original vino del Uruguay, que nos invitó a que organizásemos juntos el Mundial, y que la acepté en menos de 40 segundos, como dice Tabaré, cuando le propuse incorporar a Paraguay él también aceptó en menos de 40 segundos, así que no hubo tal diferencia. Desde el minuto cero al Uruguay le pareció muy positivo que se incorpore Paraguay y creo que eso le da aún más potencia a la candidatura”, reveló Macri.

Dejar una respuesta