El presidente Mauricio Macri concedió una entrevista al programa televisivo A dos voces (Todo Noticias) en el cual afirmó que “los primeros resultados” de su gobierno” se empiezan a ver en un país sobre el cual hay “una esperanza enorme” en el mundo, aunque reconoció que atraviesa “una etapa dura de ordenamiento”, que mejorará “en el segundo semestre”.

Macri habló de varios temas presentes en la agenda mediática y gubernamental, en donde se destacaron la polémica suscitada a partir de los dichos de su aliada en Cambiemos, Elisa Carrió; el rol de la justicia en el caso de Lázaro Báez, su negativa a que la dirigente Margarita Stolbizer ocupe un cargo en la Corte Suprema y su acuerdo con que “las escalas de Ganancias deben cambiarse”, aunque “de forma gradual”.

El presidente recibió hoy al mediodía en Olivos al equipo de A dos Voces, liderado por los conductores Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, luego de mantener reuniones con el gobernador tucumano Juan Manzur y el responsable del Plan Belgrano, José Cano; y el encuentro se hizo en los patios de la casa presidencial, de la que se consideró un “inquilino”, debido a que todos los salones interiores estaban ocupados.

Macri, quien consideró al “empleo” como una de las principales demandas de los argentinos, dijo estar “muy contento” por sus primeros meses de gobierno y afirmó: “siento que los primeros resultados se empiezan a ver, y que hay una esperanza enorme en Argentina, incluso en el resto del mundo, en donde hay interés y vocación de trabajar con nosotros”.

Sin embargo, al trazar el panorama local, el mandatario reconoció que “el país está “recorriendo una etapa de reordenamiento dura, que en muchos casos duele y afecta”; sin embargo, lo adjudicó a la gestión anterior, en donde se generó el “700% de inflación acumulada”, la que es “culpa de un gobierno que administra mal y que gasta más de lo que puede y que debe”.

Rodeado de sus principales asesores comunicacionales, Iván Pavlovsky, Jorge Grecco y Miguel de Godoy, Macri cuestionó el rol de algunos empresarios que con la inflación “se aprovechan y quieren sacar ventaja”, aunque sostuvo que si esta “no baja va a ser por culpa” de su gobierno, porque “los empresarios son los mismos”.

El mandatario, quien prefirió llamar al ajuste “un proceso de ordenamiento”, consideró, al ser consultado si tiene alguna autocrítica, que “por hacer más cosas y más rápido” ha “salteado el compromiso” que asumió que es “el diálogo”, y afirmó: “en algunas cosas nos lanzamos a hacerlas sin el entendimiento suficiente, y nos precipitamos”.

Con todo, “afirmó que “todas las medidas” que se tomaron han sido “para beneficiar a los trabajadores, porque si las economías regionales no funcionan no se puede generar trabajo, ya que hay que tener una visión federal, a diferencia del gobierno anterior que las estaba destruyendo”, y que desde el 10 de diciembre “50.000 millones de pesos que han vuelto al bolsillo de los trabajadores y de quienes están afuera del sistema con las asignaciones familiares y por hijo”.

Se manifestó dispuesto a cambiar las escalas del impuesto a las Ganancias -sobre el cual las diversas centrales obreras argentinas manifestaron su descontento-, aunque “de forma gradual, de una forma en la cual podamos financiarlas”.

El presidente, al referir a la polémica generada por su aliada en Cambiemos Elisa Carrió, quien acusó al presidente de Boca Juniors Daniel Angelici de ser un operador judicial, destacó que “este gobierno no tiene operadores políticos” en la justicia, porque “sería una deslealtad tener a alguien oscuro que lleva y trae”; al tiempo que reclamó que esta “actúe con la máxima independencia”.

Al ser consultado en el programa A dos voces (Todo Noticias) sobre los dichos de Carrió, evitó pronunciarse tajantemente a favor de su aliada o Angelici; sin embargo, cuestionó a la dirigente de la Coalición Cívica porque “muchas veces tiene una visión con la que no entiende los procesos de cambio cultural que tiene una sociedad”.

También fue consultado sobre las irregularidades de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López y afirmó que en su gobierno “no va a existir una persona que de la nada llegó a ser rico y poderoso”, y reconoció que, si bien el empresario Nicolás Caputo -cuestionado por el número de licitaciones ganadas- es su “hermano de la vida”, está “comprometido y que nadie tendrá privilegios en la sociedad”.

Además, confirmó que Cristóbal López “tiene que devolver el dinero”, en relación a los 8.000 millones que no habría pagado a la AFIP, y que el organismo “está trabajando para garantizar al máximo que los argentinos recuperemos ese dinero con sus debidos intereses”.

El mandatario, al insistir con que la labor de la justicia debe ser independiente del poder Ejecutivo, se negó a referir a la labor del juez que investiga a Báez, Sebastián Casanello, sin embargo, consideró que “ha entendido que hay un reclamo por saber la verdad y por celeridad” en la causa que involucra al empresario que ganó licitaciones que “quedaron abandonadas o al 20 por ciento de su avance”.

Y si bien se negó a estatizar el juego, afirmó: “he puesto un grupo de gente nueva en Lotería que está transparentando su funcionamiento y llevando a cabo una negociación durísima con los actuales funcionarios para aumentar sustancialmente los impuestos para que la mayor parte quede en el Gobierno Nacional y luego en la Ciudad de Buenos Aires”, luego de su traspaso.

Macri refirió también a la eventual postulación de Margarita Stolbizer como jueza de la Corte Suprema de Justicia y planteó que si bien celebra “el buen entendimiento” que tienen con la ex dirigente, consideró que el organismo judicial “debe estar formada por gente de trayectoria indeclinable dentro del ámbito judicial y legal, y no debe estar involucrado con al política”.

El presidente también fue consultado por su reunión con el empresario y dirigente deportivo Marcelo Tinelli y evitó pronunciarse sobre favoritismos para la futura elección en la AFA, aunque mencionó que fue “una linda charla” y un “encuentro entre viejos amigos que hablaron más de Argentina que del fútbol”.

Macri, quien respondió a todas las preguntas realizadas por los periodistas, finalizó la entrevista del mediodía en Olivos y unas horas después, tras su encuentro con Carrió, partió hacia Washington, donde participará de la Cumbre sobre Seguridad Nuclear.

Via: Télam

Dejar una respuesta