Mauricio Macri y Marcelo Tinelli se encontrarán mañana al mediodía cara a cara en la residencia de Olivos, en un intento al parecer consensuado de ambas partes por bajar la tensión de los últimos días en los que abundaron los reproches cruzados entre el presidente y el conductor de Showmatch por supuestas o reales campañas mediáticas para perjudicarse el uno al otro.

“Se van a encontrar mañana, ya es hora de terminar con esto y bajar un cambio”, dijo ayer una muy alta fuente cercana al presidente. Fue luego que nada menos que en la reunión de gabinete que se realizó por la mañana en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, la “cuestión Tinelli” se filtró en las conversaciones entre el presidente y sus ministros, en medio de otras urgencias de Estado como el controvertido plan para utilizar la base de datos de la Anses, el blanqueo de capitales y la marcha de la economía.

La siempre zigzagueante relación entre Macri y Tinelli tuvo un pico de tensión en los últimos tiempos y explotó durante el fin de semana. El presidente no ocultó su molestia por la imitación que hace del presidente el comediante Fredy Villarreal, mientras que el conductor acusó al gobierno de montar una campaña en las redes sociales para desprestigiarlo y bajarle el altísimo rating de su programa por Canal 13.

tinelliMacri se quejó de la denuncia de Tinelli durante un reportaje que concedió el domingo al periodista Jorge Lanata. “Hacen una parodia mía, Tinelli me satiriza de muy mala manera y eso lo ven tres millones de personas, y él se ofende porque 30.000 tuits lo critican”, había dicho el mandatario. Tinelli justamente dio señales de que la campaña en las redes que invitaba a apagar el televisor durante la emisión de Showmatch estaba orquestada desde el gobierno a través de la secretaría de Medios de Comunicación.

En verdad el presidente y el conductor han tenido más de un encontronazo en los últimos tiempos, empezando por la presunta injerencia de Macri, según Tinelli, para evitar que pudiese llegar a la presidencia de la AFA. El último enfrentamiento, dicen fuentes gubernamentales bien informadas sobre esta zaga, habría ocurrido cuando Macri intentó frenar la aparición de la imitadora de su esposa, Juliana Awada, en el programa del conductor y periodista. Dicen en los pasillos que el presidente en persona lo habría llamado para reclamarle que cuidaran “la imagen” de la primera dama. Cuánto hay de cierto o no, la cuestión es que el personaje que imitará a Juliana, que encarna la bailarina del programa, Romina Giardina, está listo para salir a escena pero por ahora el tan promocionado debut sigue en veremos.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el encargado de referirse al tema al término de la reunión de gabinete. Fue un rato antes que una alta fuente oficial confirmara que Macri y Tinelli se encontrarán mañana en la residencia de Olivos en horas del mediodía. “La verdad es que no nos molesta Tinelli y tampoco nos molesta el humor político”, dijo el funcionario en un claro intento por bajar la tensión y los tironeos de uno y otro lado a través de los medios. Peña reveló que él mismo había llamado en la semana a Tinelli para bajar tensiones, y seguramente para acordar la necesidad de un encuentro entre su jefe y el conductor televisivo.

“Queremos dejar en claro que nosotros no tenemos ningún problema con el humor político, que no nos molesta, y tampoco tenemos ningún problema con Tinelli”, remarcó el Jefe de Gabinete, quien pidió “no sobredramatizar el tema”. Fue casi en la misma línea que las declaraciones que formuló más temprano el Coordinador de Comunicación Estratégica de la Jefatura de Gabinete, Hernán Iglesias Illa, quien minimizó la cuestión y dijo que “estamos haciendo una tormenta en un vasito de agua”. A ese funcionario es al que, justamente, le apunta Tinelli como el principal responsable de la campaña para desprestigiarlo a través de tuiteros macristas que inundan las redes sociales.

Mañana, seguramente en medio del frío que impera en los ambientes de Olivos dada la obsesión de Macri por ahorrar energía, los dos protagonistas de este combate se verán las caras. No se veían desde el 4 de julio pasado durante una cena que compartieron con sus respectivas esposas y otros invitados, entre ellos Juan Manuel Urtubey y su novia, Isabel Macedo, en el departamento del conductor de ShowMatch.

Dejar una respuesta