El “pope” del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, hombre “fuerte” del mundo de las empresas  y el  “establishmet“, donde navega desde siempre el llamado “macrismo“, pidió a la diputada Elisa Carrió,  de excelentes relaciones  con el “gran diario argentino” que “afloje” con críticas al titular de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Ricardo Lorenzetti.

La inefable “Lilita” Carrió, según estadísticas televisivas,  la dirigente política que más veces resultó invitada al programa “Desde el llano” del periodista Joaquín Morales Solá, ex “Clarín”,  hasta los´90. Amigo de la legisladora chaqueña que llegó a la escena grande, UCR alfonsinista.

Morales Solá, autor de editoriales políticos, dominicales, sin firma, plena dictadura militar –los que no lo quieren-, dicen que tenía un “off the récord” semanal con el temido general Roberto Viola, hombre “fuerte” del Ejército, en este tiempo, invitó 70 veces en tres años y medio de enormes cambios políticos, a la diputada “estrella” de “Cambiemos”. Todo un récord.

Carrió pega “muy duro” al peronismo desde hace un cuarto de siglo y más duro al kirchnerismo hace diez años, mutó en ariete del “Grupo Clarín”. Y del propio periodista que la gente que lo cuestiona sostiene tiene relación estrecha con la embajada de Estados Unidos. “Desde siempre”, añaden.

En rondas de café de allegados a los “adversarios”, desde el Congreso, el comentario es “hace desde el llano desde la embajada de EE.UU. en contradicción”, sostienen.

Ricardo Lorenzetti egresó de la Universidad del Litoral. Casi al mismo tiempo que Carrió desde la Universidad Nacional del Nordeste egresaba muy jovencita como abogada, el actual titular de la Corte lo hacía en Santa Fe. Luego,ella hizo post grado en la casa de altos estudios santafesina.

Cerca de Lorenzetti explican que existe “una interna” de un cuarto de siglo. Lorenzetti habría prejuzgado actitudes de Carrió cuando aceptó en plena dictadura militar un cargo en la Procuración (Superior Tribunal de Justicia) del Chaco. Tiempos del general Antonio Serrano, “camarada” de graduación del genocida, general Jorge Rafael Videla.

Eso, imperdonable para la diputada que hace 25 años que no se presenta a ninguna elección en su provincia. Algo que también alguna vez dijo Lorenzetti y llegó a oídos de ella. Nunca lo perdonó.

La amistad del CEO de “Clarín” con Carrió deviene de un intercambio de favores que también tiene más de dos décadas: “Lilita” con su influencias en la Justicia chaqueña tramitó hace casi treinta años la adopción de dos niños (hijos adoptivos) para el pope de Clarín.

Algo que ventiló el ex director de “La Razón”, José Pirillo en 1988. Las “internas” en la Justicia de personas (personalidades) ligadas al Poder político y a los Medios, no tienen fin. El “clásico” Carrió vs. Lorenzetti parece que tiene más de tres décadas. El tiempo del ex propietario de “La Razón” con Magnetto.

Dejar una respuesta