Marcos Peña, el jefe de Ministros, advirtió que “no es necesario” que la CGT convoque a un paro nacional, sostuvo que una medida de fuerza de ese tipo no “va a mejorar la realidad de los trabajadores” y apuntó contra sectores que “necesitan que fracase el cambio, empezando por la ex presidenta” Cristina Kirchner.

“Se avanzó en más temas concretos con los sindicatos en estos quince meses que en el gobierno kirchnerista donde solo se los convocaba para aplaudir en los actos”, advirtió Marcos Peña.

El jefe de Gabinete, ratificó que están abiertos canales de diálogo y que “no hay una sola idea que puedan aportar hoy los dirigentes sindicales que no hayan aportado en mesas de diálogo y en las que se esté trabajando”.

Uno de los hombres fuerte del Gobierno, apuntó contra sectores que, según dijo, “necesitan que fracase el cambio, empezando por la expresidenta (Cristina) Kirchner, porque necesita discutir otras cosas en otros lugares”.

“El camino del cambio no tiene retorno, va para adelante porque los argentinos son los que lo decidieron”, subrayó Peña, quien rechazó que pueda darse una “vuelta atrás a un pasado que los argentinos rechazaron”. “Acá no se trata de evitar o no el paro”, afirmó el funcionario durante una conferencia de prensa que ofreció en la Casa Rosada junto a los ministros de Trabajo, Jorge Triaca y de la Producción, Francisco Cabrera.

Ante la consulta por el paro general que dispuso convocar la central obrera y al que en las próximas horas se le fijará fecha, Peña aseguró que “se trata de tener una agenda en función de la mejora de los trabajadores que están empleados o fuera del mercado laboral formal”.

Dejar una respuesta