Máximo Kirchner debutó esta mañana en el recinto de Diputados, donde se discute desde ayer al mediodía el proyecto del Gobierno para cancelar la deuda con los holdouts.

En un discurso de cerca de diez minutos, el hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner, se defendió de críticas recibidas, cuestionó a Mauricio Macri y hasta se refirió a la disputa por su despacho en la Cámara.

“Si son mejores que nosotros, vayan y negocien mejor; no cedan tan fácil ante la extorsión”, exigió el legislador nacional del Frente para la Victoria, quien habló al filo de las 7, poco antes de que se vote el proyecto de Cambiemos.

Máximo Kirchner“No repitan nuestros errores”, pidió Máximo Kirchner. “Los he escuchado acá hablar de que los bancos ganaron como nunca durante nuestro gobierno, bueno, ¿qué van a hacer? ¿van a repetir nuestros errores?, dijo.

El también hijo del ex presidente Néstor Kirchner aseguró “que no es fácil gobernar” y que no quería “dar lecciones a nadie”. “No queremos poner palos en la rueda”, afirmó.

Y le apuntó al Gobierno por “hablar de la una gran herencia recibida”. “Entonces, no le exijan al pueblo que no pueda reclamar en las calles. ¡Déjenlo!”, reclamó.

Por momentos, el diputado se tomó en broma parte de sus propias palabras y hasta pidió disculpas por sobrepasarse los siete minutos reglamentarios de discurso. Y cuando hizo mención a que escuchó a varios diputados de otras bancadas desde su despacho, miró al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, quien quiere cambiarlo de la oficina, remató entre risas: “Veremos qué es lo que pasa”.

via: lanacion.com.ar

Dejar una respuesta