La diva televisiva aclaró que no se trató de “una cena farandulesca”, tal como definieron algunos medios, y en este sentido contó que el ex protagonista de Los Simuladores, Martín Seefeld, y ella eran “los únicos actores” presentes.

Entre otras cosas, Legrand señaló que había “mucha vigilancia, todos vestidos de negro” y puso énfasis en remarcar que en el lugar “no había grandes luces”, sino que “estaba en penumbras, casi ni se veía la cara de la gente, lo cual agradezco”, dijo entre risas.

De los presentes, Mirtha recordó que había gobernadores, senadores, ministros y “algunos políticos kirchneristas”, entre los que mencionó al senador Miguel Pichetto, lo cual celebró.

mirtha legrand obama

La conductora destacó que, junto a sus nietos, a quienes les dedicó encendidos elogios, compartió mesa con los empresarios Cristiano Ratazzi; Alejandro Bulgheroni; el conde belga Bruno Laurent Barvier, padre de la hija mayor de la primera dama Juliana Awada; y el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

En medio de un menú conformado por “salmón y cordero”, la diva de los almuerzos fue impulsada por su nieta Juanita para que se acercara a la mesa principal a saludar a los mandatarios.

Tras un agradecimiento a Macri por la invitación, Mirtha fue introducida a Obama, momento que quedó inmortalizado en una foto publicada en la cuenta de twitter de Nacho Viale.

Mirtha contó que “apenas” le habló, debido a su pobre manejo del idioma inglés, y que, con el permiso del mandatario extranjero, le dio “dos besos en las mejillas”.

“La pasé muy bien y quería compartirlo con ustedes”, dijo en los primeros minutos de su edición de este domingo de “Almorzando con Mirtha Legrand” al concluir el relato y recomendó visitar el Centro Cultural, al que definió como “un lugar fantástico”.

Entre los ausentes a la cena de honor, la conductora dijo que faltaron Marcelo Tinelli y Graciela Borges, quien no asistió por un problema de salud.

ViA: Télam

Dejar una respuesta