Los Messi dieron el SI. Después de desistir en los intentos de casarse por iglesia la pareja llevó al Juez del registro civil al lugar donde se desarrolla la fiesta. Hay más de 200 invitados entre estrellas del fútbol y de la farandula nacional e internacional.

El periodista de América Sebastián Tempone quien está cubriendo la fiesta fue el primero en subir una imagen de los recientes marido y mujer.

La pareja salió a posar paras los fotógrafos y saludaron a la prensa que está realizando la cobertura en un espacio que le dedicaron a los acreditados.

Messi y Roccuzzo estuvieron acompañados por sus hijos, Thiago (4 años) y Mateo (1), y al momento de “dar el sí” el cantante Abel Pintos, uno de los cerca de 260 invitados a la celebración, interpretó el tema “Sin principio ni final”.

Los otros shows pautados para esta noche son los de Marama, Rombai, la cantante santafesina Dalila y Karina “La Princesita”, pareja de su gran amigo Sergio “Kun” Agüero.

La prensa, que alternó entre los medios locales, los españoles y los asiáticos principalmente, pudo tener los books de fotos de futbolistas de la talla de Luis Suárez, Xavi Hernández, Carles Puyol, Sergio Agüero y Javier Mascherano, entre otros. Pocas palabras, muchos flashes. Algunas sonrisas cómplices ante preguntas por sí o por no y la evidente emoción de la familia de Lionel, que rompió por segundos su habitual hermetismo para confesar desde lejos la inmensa felicidad que sentía. Celia, la madre, fue la encargada de evidenciar esa la situación. “La ceremonia fue hermosa”, contó con la alegría brotando de sus facciones.

Ante la imposibilidad de graficar la conmoción que se vivió en el interior mismo de la fiesta, bien podría simplificarse con lo vivido desde las vallas de prensa. Los fotógrafos, conocidos por su resistencia en las extensas guardias, dejaron por varios segundos sus cámaras de lado –hecho ya increíble de por sí– para aplaudir a Messi, el pibe que se casaba con la novia de toda la vida. “No lo puedo creer. Yo gritaba y aplaudía cuando ya le había sacado las fotos”, confesó uno de ellos. El sentimiento se replicó y hubo una estruendosa ovación unánime de los presentes.

Está claro que no fue sólo el fútbol lo que sobrevoló la noche, pero la combinación entre la pasión argentina por excelencia y la decisión de Messi de apelar a las raíces más primitivas en la elección del lugar decantaron en esta reacción. Bien distinta hubiera sido la repercusión si Barcelona hubiese sido la elegida por ellos.

Las puertas del ordenado City Center se abrieron a los periodista a las 17:30. Samuel Eto’o calmó las aguas antes de que pudieran agitarse. Foto del delantero camerunés y larga espera. Pasaron diferentes figuras, pero el plato principal se sirvió cerca de las 21 cuando Messi y Roccuzzo irrumpieron en la escena.

Sonrisas y dos detalles que resumen al crack a la perfección. Timidez para besarse con su mujer ante las cámaras, a tal punto que ella tomó la delantera y lo besó para que la foto de tapa de los diarios fuera perfecta. Y la mejor decisión a la hora de acomodarle el vestido en la pasarela: corrió con su pierna izquierda la cola de la lujosa prenda para que su flamante esposa pudiera situarse mejor para las fotos. La sensibilidad de esa pierna zurda para acariciar los elementos no podría reemplazarse.

Ya no quedaba mucho más por pedir. Apenas la posibilidad de llenar la cuota futbolera local de la noche con las apariciones de Lucas Biglia, Sergio Romero, Fernando Gago, Maximiliano Rodríguez, Mariano Andújar, Éver Banega y Nahuel Guzmán, además de los ya mencionados Agüero y Lavezzi. Porque, a decir verdad, la noche de futbolera tuvo bastante.

Dejar una respuesta