El ex ministro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, falleció este miércoles a los 98 años, según informó su abogado Jorge Rizzo a través de su Twitter.

Rizzo, quien fue el abogado de Fayt, confirmó poco antes de la medianoche del miércoles que su hija Graciela le comunicó la triste noticia: “Salud maestro, gracias por todo”, resumió en su cuenta de Twitter.

Según indicó Rizzo, “no habrá velatorio” y “sus restos serán llevados a su bóveda de Recoleta”.

Como se lo podía observar al Juez Fayt muy a menudo: enfundado en un traje y usando zapatillas.
Como se lo podía observar al Juez Fayt muy a menudo: enfundado en un impecable traje y usando zapatillas.

“Vamos a decir unas palabras unas pocas personas, pero seguramente muchísima gente va a estar acompañándonos”.

Por su parte, la jueza de la Corte, Elena Highton de Nolasco, lo recordó en declaraciones al canal de noticias TN: “Siempre estaba de buen humor, trabajó hasta el último día”.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, señaló a TN que Fayt “había sido un compañero de ruta” y consultado sobre si tenían previsto la realización de un homenaje dijo que “cada familia tiene su visión y hay que respetarla”.

Al respecto agregó que “son decisiones muy íntimas, vamos a hacer lo que ellos decidan”.

“Era admirable, subía las escaleras de la Corte caminando. Estaba muy bien física y mentalmente, me daba consejos”, finalizó Lorenzetti.

“Era un hombre íntegro, agregó, esto nos ha golpeado duro. Era un hombre que se hacía querer y le teníamos muchísimo cariño (…) Siempre me aconsejaba con serenidad”.

Respecto de su último y difícil tramo en la Corte durante el gobierno de Cristina Kirchner, el titular de la Corte dijo que “los ataques que recibió no lle influyeron porque él pensaba más en el país que en las cuestiones personales. Siempre fue muy fuerte”.

Fayt había renunciado a su cargo el 11 de diciembre de 2015, un día después de concluir el segundo mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que llegó a impulsar en el Congreso un proceso “investigativo” para saber cuál era el estado de salud mental.

Fuente: Télam

Dejar una respuesta