Gerardo Martino renunció como entrenador de la Selección argentina cansado de los problemas internos de la AFA y la falta de apoyo de los clubes para conformar un equipo para ir a los Juegos Olímpicos, sumado a las dos finales perdidas de Copa América en el último año.

Martino le comunicó su decisión al vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio “Chiqui” Tapia, durante una reunión en el predio “Julio Humberto Grondona” de Ezeiza.

seleccion argentinaEn la reunión, Tapia le habría comunicado que iba a poder contar con algunos jugadores del medio local, pero no exactamente los que pretendía. Esto se sumó a todos los problemas organizativos sufridos durante la última Copa América para llevar a Martino a la decisión.

El colmo de la situación, es que no hay ningún dirigente para aceptarle la renuncia formalmente a Martino. El presidente es Luís Segura, pero mañana le pasará el mando a los emisarios de AFA y Conmebol, quienes a su vez deben formar una comisión normalizadora. Por ende, no hay nadie con la capacidad de aceptarla, y menos de elegir un sucesor.

El “Tata”, que asumió el 12 de agosto de 2014 al frente del combinado albiceleste, sufrió un sinfin de problemas y quedó inmerso dentro de la crisis institucional de la AFA, por lo que decidió pegar el portazo.

La renuncia de Martino se da a 29 días del debut de la Selección argentina en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde todavía no existe una lista de jugadores convocados.

Martino dirigió 29 partidos al frente de la Selección argentina donde ganó 19, empató siete (dos de ellos perdió por penales ante Chile en las mencionadas finales de la Copa América 2015 y 2016) y perdió apenas tres, uno solo “oficial”, por Eliminatorias ante Ecuador.

El “Tata” sufrió la crisis institucional de AFA y, aunque lo intentó y tuvo acompañamiento por momentos, no pudo cambiar desde adentro los problemas organizativos que siempre criticó.

Dejar una respuesta