La disputa entre docentes y el gobierno bonaerense, la cual derivó en 15 paros en un mes, finalmente está llegando a su fin. Así lo decidieron los seis gremios de la educación –FEB, Suteba, Uda, Amet, Sadop y Udocba-, quienes a su vez esperan una nueva propuesta del equipo de María Eugenia Vidal, para destrabar el conflicto.

“Las organizaciones gremiales estamos dispuestas al diálogo respetuoso, democrático, sin condicionamientos y en el marco del cumplimiento de las legislaciones laborales y educativas vigentes”, piden desde el Frente Gremial. A su vez, hace tres días, Vidal respondió un pedido de los sindicatos de una “reunión urgente”. Aceptó la invitación pero si se comprometían a “no hacer más paros en lo que resta del año”.

Por ahora, el ministerio de Trabajo bonaerense no hizo nuevo llamado a paritaria. Cabe destacar, que la última oferta había sido rechazada: 19% en tres tramos, con cláusula gatillo, aporte extra fijo por pérdida salarial 2016 y mejora por reducción del presentismo. Las entidades piden una “propuesta superadora”.

Al mismo tiempo, reclaman el acatamiento a un fallo de la jueza Contencioso Administrativa, María Ventura Martínez, que ordenó no aplicar descuentos por los días de paro. Ayer, se liquidaron los sueldos de marzo y este costado de la controversia pasó al primer plano. A su vez, comenzaron los reclamos por recortes en haberes de quienes no pararon.

En la Dirección de Escuelas consideran que son errores “dentro de los márgenes” de un sistema con más de 1 millón de recibos a liquidar y con un sistema “manual” de supervisión. Por otra parte, es importante destacar, que en Buenos Aires hubo 15 medidas de fuerza que afectaron principalmente a los centros educativos estatales. Comenzaron el 6 de marzo, en coincidencia con el inicio del ciclo lectivo, y desde entonces, todas las semanas hubo aulas cerradas.

Por último, los plenarios y asambleas resolvieron dejar la acción directa y pasaron a “medidas distritales”. Esto quiere decir, que llevarán acabo actividades en plazas, edificios educativos y reuniones informativas. Esto es lo que se espera para el transcurso de la semana que viene. Pero el escenario podría cambiar. “Si no hubiera avances en la negociación, se profundizará el plan de lucha con medidas de acción directa”. ¿Qué quiere decir esto? Que esperan que mejore la oferta o volverían los paros.

Dejar una respuesta