La plana mayor de Cambiemos ya baraja la posibilidad de suspender la candidatura a senador del ministro de Educación, Esteban Bullrich, y que la cabeza de lista sea la titular de la Acumar, Gladys González, algo que se decidirá a partir de la semana que viene con las nuevas encuestas que reciban y más datos sobre las definiciones de la oposición, especialmente la decisión de Cristina Kirchner con respecto a su candidatura.

Según confirmaron a Télam fuentes de la Casa Rosada, del gobierno bonaerense y del entorno de Bullrich, en la denominada “mesa chica” de Cambiemos (que encabezan Macri, Vidal, Peña y Rodríguez Larreta) es una posibilidad concreta ir a las PASO con González y dejarlo a Bullrich en Educación, una idea que impulsa el asesor presidencial, Jaime Durán Barba.

“En las encuestas, Bullrich no hace la diferencia que amerite perder un ministro y el Presidente tampoco quiere reemplazarlo, salvo que los números fueran contundentes. Durán Barba propone una boleta de renovación, con un compañero de fórmula para Gladys que sea joven y nuevo”, explicaron desde la Rosada.

Sin embargo, hay un condicionante principal, que es la posible postulación de la ex presidenta: “Si Cristina juega, nuestro candidato seguramente terminaría siendo Esteban por la estatura que tiene, es ministro y más conocido”.

Durán Barba es consciente de que Bullrich no tendría mucho problema en bajarse, porque además es amigo personal del ministro -ambos desayunan juntos casi todos los domingos en un hotel del barrio de Retiro-, por lo que la propuesta del publicista ecuatoriano difícilmente sería para perjudicar al ministro.

El equipo de comunicación de Bullrich está al tanto del tema y dejan trascender que Durán Barba le dijo que “es el mejor candidato pero aún no está definida” su candidatura.

En la jefatura de campaña del vidalismo se mantienen ajenos -su prioridad está puesta en la Legislatura bonaerense y los municipios- y aseguran que “no importa el candidato, sólo queremos (quieren) ganar”, en tanto puedan sacar a la cancha un dirigente al que se pueda “transferir” el caudal de imagen positiva de la gobernadora, para convertir la elección más en un plebiscito entre el pasado y el futuro que en una disputa entre figuras políticas.

“Nos vamos a reunir la semana que viene con los nuevos números que nos llegarán y se definirá”, dijeron desde el comando de campaña bonaerense, aunque otros en la Rosada creen que la decisión llegará más sobre el 24 de junio, a la espera de visualizar qué haría la ex presidenta Cristina Kirchner.

El nombre de Bullrich también había sonado dentro de algunos de la “mesa chica” como un posible reemplazo de Emilio Monzó al frente de la Cámara baja, por lo que debería ser candidato a diputado más que a senador, pero esa estrategia no cuenta con el aval del vidalismo ni del jefe de campaña nacional, Marcos Peña, además de haber causado desagrado al monzonismo.

La lista para diputados nacionales, por ahora, estaría integrada en los primeros tres lugares por Facundo Manes, Graciela Ocaña y “Toty” Flores, aunque desde el oficialismo repitan como mantra que “nada está definido a tres semanas del cierre”.

Dejar una respuesta