El joven de 35 años detenido en un local de comida rápida en Ramos Mejía, fue asesinado por cinco efectivos de la bonaerense. Luego de ser absueltos dos veces, finalmente fueron condenados a perpetua por el delito de “tortura seguida de muerte”.

Cinco policías bonaerenses fueron condenados a prisión perpetua por el delito de “tortura seguida de muerte” en perjuicio de Gastón Duffau, un joven que murió tras ser detenido en un reconocido local de comidas rápidas en la localidad bonaerense de Ramos Mejía en 2008.

Gaston DuffauLa Cámara de Casación bonaerense dispuso las condenas contra los policías Mauro Adrián Ponti, Luis Albeto Acuña y Rubén Darío Stengruber, como coautores; y de Natalio Hernán De Nardis y Leonardo Ezequiel Brandán, como partícipes necesarios.

Duffau fue detenido cuando supuestamente causaba disturbios en la hamburguesería el 23 de febrero de 2008. El joven fue cargado en una camioneta policial con doble juego de esposas y atado de pies; luego fue trasladado a un hospital local, adonde llegó sin vida. Varios testigos aseguraron durante el jucio que al momento de ser detenido Duffau estaba ileso.

Los policías habían sido absueltos dos veces. En 2009, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de La Matanza los juzgó por “torturas seguidas de muerte” pero no los condenó al entender que no se pudo acreditar si golpearon a la víctima. Tras la apelación, la Cámara de Casación anuló el fallo y ordenó que se realizara otro sorteo para designar a un nuevo tribunal. En mayo de 2013, el Tribunal Oral Criminal 4 de La Matanza dictó una nueva absolución para los policías.

Dejar una respuesta