Tras conocerse la “letra chica” de la reforma tributaria del Gobierno, algunos sectores se vieron muy perjudicados en el esquema propuesto de modificaciones en las alícuotas de impuestos internos.

Uno de esos sectores, pertenece a los productores de vinos, cervezas y gaseosas dulces. En el caso del vino, pasarán de tributar 0% a un 10%, mientras que la cerveza pasará del 8% al 17%. Por su parte, las gaseosas con azúcar pasarán de un promedio de 6% a unos 17%. En todos los casos la suba será gradual.

Conocida la noticia, Gastón Pérez Izquierdo, director de la bodega Catena Zapata, dijo que reciben la información “con preocupación”. Y afirmó: “Esto va a hacer aumentar el precio del vino y va a caer la demanda, afectando a toda la cadena productiva hasta el pequeño productor. Va a haber desempleo en toda la cadena, siendo uno de los sectores que más empleo genera. No sé qué es lo que han pensado o evaluado”.

Molesto con la medida, Izquierdo explicó que el Gobierno “recién consultó al sector 10 días atrás”, y “no a gente como él o conocidos”.

“Habrá un abandono de viñedos, y en el peor momento, el más inoportuno, porque venimos de las dos peores cosechas de los últimos 70 años. En el país se instalaron empresas para exportar y por el mercado interno. Si se afecta el mercado interno, eso va a afectar también las exportaciones. Discutamos si el vino resiste mayor presión impositiva y en los dos peores años y consecutivos”, agregó.

En el sector gaseosas el panorama tampoco es bueno. Señalaron que el aumento impactará en la creación de empleos del área.

“Había rumores y preveíamos que algún anuncio iba a haber. Como industria hay una alta evasión y eso debería subsanar la recaudación. Además, a más impuestos, cae la creación de puestos de trabajo”, aseguraron.

En la Cámara de Cerveceros Argentinos la crítica fue doble. No sólo pagarán más impuestos, sino que abonarán más alícuota que otras bebidas con una mayor graduación alcohólica y sin una escala gradual.

“La cerveza tiene una graduación alcohólica promedio de 4,5% ¿Por qué los impuestos al champagne y al whisky subirán en forma gradual? Es bastante discriminatorio. Además, el 78% del consumo de cerveza es en sectores medios y bajos, con lo cual esta suba impacta más en la clase media y baja”, explicaron en la entidad.

Otro argumento en contra de que les suban los impuestos internos es el grado de informalidad en el sector. “La industria estuvo cinco años estancada y recién hubo un repunte este año. Nunca es positivo un aumento de impuestos, pero menos en un sector que recién vio brotes verdes este año. Además hay entre 600 y 1000 pequeñas cervecerías, bastantes informales, con lo cual esto representa una barrera más alta para ingresar para las que están en negro”, concluyó.

Dejar una respuesta