Dos ex Independiente como el propio ‘Burru’ y el delantero Facundo Parra, que durante la semana había reclamado titularidad a los dirigentes y este lunes ingresó en el segundo tiempo para anotar el último descuento, poco pudieron hacer ante un Racing tan contundente arriba, donde además volvió Gustavo Bou con un gol y una tarjeta amarilla (la única del encuentro).

La Academia también mostró endeblez defensiva como pudo observarse al minuto cuando ya perdía por un gol, el primero de su carrera del juvenil Federico Anselmo (20 años), que 19 minutos después volvería a convertir de cabeza ante la tibia respuesta aérea de los zagueros visitantes.

Claro que en ese breve lapso entre un gol y otro de los locales Racing ya había anotado dos veces, a los 8 por un tiro libre bajo de Marcos Acuña y a los 13 por una sencilla definición de Lisandro López luego de una corrida y posterior asistencia de Ricardo Noir desde la derecha.

Era emotivo y de ida y vuelta el partido, una imagen que se prolongó hasta el final del primer tiempo y volvió a ejecutarse desde el arranque mismo del segundo, cuando el zaguero Nicolás Sánchez quedó impensadamente como puntero derecho y lanzó un centro como lo que es, un marcador central, tan deficiente que se le terminó colando en el segundo palo al pibe (20 años) Awel Werner, que en el período inicial había reemplazado al lesionado Germán Montoya.

Ese fue el golpe que no pudo ya asimilar este equipo de “desconocidos” juveniles que tiene Atlético Rafaela, por lo que tres minutos más tarde no extrañó que nuevamente apareciera en la red un Lisandro López que también viene ‘dulce’ para liquidar la faena.

Los mencionados tantos de Bou y Parra precedieron al sexto tanto racinguista de otro ingresado como Facundo Pereyra, lo que concretó el inédito hecho de que la ‘Academia’ gane consecutivamente como visitante, y en la provincia de Santa Fe, dos partidos por 6 a 3, luego del triunfo por ese marcador del pasado domingo 6 del corriente frente a Unión.

Y si de récords se trata, esta octava fecha del torneo de primera división también tuvo un saldo llamativo de goles, con nada menos que 52 en 15 partidos, lo que se acercó bastante a un promedio de casi dos por equipo.

Dejar una respuesta