María Romilda Servini de Cubria, jueza federal, presentó hoy su renuncia a la subrogancia en materia electoral del Juzgado Federal 1 de La Plata, luego de que la Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura avanzara la semana pasada con su reemplazo anticipado en esa función, que vencía el 31 de marzo próximo, por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta.

En un escrito que recibió este mediodía el Consejo de la Magistratura, la magistrada presentó su “renuncia indeclinable” por “estrictas razones personales” a la subrogancia en materia electoral al Juzgado Federal 1 de La Plata, un espacio clave de cara al próximo año electoral en el principal distrito del país. No obstante, distintas fuentes judiciales coincidieron en señalar que, en verdad, el motivo de su paso al costado fue el malestar que le generó la decisión del Consejo de avanzar con su desplazamiento de esa subrogancia, para la cual había sido designada en febrero del 2016 y que le fuera prorrogada en noviembre pasado hasta el 31 de marzo próximo.

Servini se dirige en el texto a la flamante presidenta del Consejo, la abogada porteña Adriana Donato, aclara el alcance de su renuncia al fuero electoral, al tiempo que destaca la “colaboración y el compromiso” de “funcionarios y colaboradores de la Secretaría Electoral del distrito de Buenos Aires”, durante lo que duró su subrogancia, que comenzó el 4 de febrero de 2016 y que vencía el 31 de marzo.

El juzgado federal número 1 de La Plata, cuya titularidad está vacante desde 2014, había quedado en los últimos días en el ojo de la tormenta, luego de que la Comisión de Selección del Consejo aprobara por mayoría, el jueves pasado, la designación del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, para subrogarlo, decisión que si bien aún debe ser votada en el plenario del cuerpo, había generado malestar en la jueza, a tal punto que, según fuentes judiciales, el sábado ya tenía redactado el texto de su renuncia.

Dejar una respuesta