El día del balotaje Michetti debió salir a explicar por qué no difundió un robo Michetti aseguró que no tiene ”nada que ocultar”.

Mientras Mauricio Macri y Gabriela Michetti festejaban en el búnker de Cambiemos el triunfo en el balotaje presidencial del 22 de noviembre del año pasado, un delincuente lograba desvalijar la casa de la actual vicepresidenta en el barrio porteño de Balvanera, de donde escapó con 245 mil pesos y 50 mil dólares en efectivo, y varios objetos de plata.

Por el hecho, que recién ahora trasciende a la opinión pública, la Justicia imputó a David Juan Pablo Cruzado, oficial mayor de la Policía Metropolitana que se desempeñaba como custodio de Michetti.

michettiAl enterarse de que la causa tomó estado público, Michetti difundió este domingo un comunicado a través de su cuenta en Facebook en el que aclaró que 200 mil pesos, que el ladrón extrajo de una bolsa de papel madera que se encontraba al costado de la cama, “pertenecían a donaciones” realizadas a la Fundación SUMA que ella preside, con motivo de la cena anual de recaudación de fondos que se celebraría una semana más tarde.

En tanto, explicó que el monto de 50 mil en moneda extranjera guardado en un placard de su habitación tenía como origen un “préstamo” que le había efectuado su pareja, Juan Martín Tonelli Banfi, para ayudarla en el financiamiento de una maestría para su hijo.

Precisó, además, que otros 45 mil pesos que se llevó el delincuente de sus incursión en el domicilio ubicado sobre la calle Pasco al 600 tenían como destino el pago de una “refacción” en su casa, mientras que “el resto” lo atribuyó al “manejo cotidiano de una casa de familia”.

“Quiero dejar bien en claro que no tengo nada que ocultar. ¿Con qué sentido denunciaría con detalle ante la Justicia lo que me robaron si no tuviera la tranquilidad de poder explicarlo perfectamente?”, reflexionó Michetti en el comunicado.

Por otro lado, justificó la no divulgación de la noticia, desde el momento en que sucedió a fines de noviembre hasta la fecha, en el hecho de que estuviera involucrado uno de los miembros de su custodia.

“Sabiendo que las buenas personas bien intencionadas somos más, agradezco el enorme apoyo que estoy recibiendo de tantas personas que me quieren”, concluyó Michetti en el escrito.

Cruzado, el apuntado por la Justicia, había sido designado en su puesto por el ex ministro de seguridad porteño y actual embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, y por el jefe de la Policía Metropolitana, Horacio Giménez.

La imputación le adjudica a Cruzado el delito de haber desvalijado la casa de Michetti entre las 20.33 y las 21.56 del 22 de noviembre del 2015, con la colaboración de una persona de sexo masculino aún no identificada.

Cruzado se habría contactado telefónicamente con Tonelli Banfi y el hijo de Michetti, y, al comprobar que no estaban en el domicilio, procedió al robo.

El ex custodio quedó preso hasta el 16 de junio, cuando la Sala Cuarta de la Cámara del Crimen le concedió la excarcelación, si bien confirmó su procesamiento por el delito de “hurto agravado por haber sido cometido mediante el uso de llave, ganzúa o algún elemento semejante, agravado por su condición de policía”, y le trabó embargo por un millón de pesos.

Dejar una respuesta