El Ministro de Gobierno de la Provincia de Salta, Juan Pablo Rodriguez, encontró la excusa perfecta para reunir a diferentes actores de la política local con un objetivo visible, asegurar gobernabilidad por dos años mas para su jefe, y otro mas intrínseco: proyectar un armado para su eventual postulación a gobernador, usando a Juan Manuel Urtubey como pantalla. Carambola a dos bandas.

La excusa cómoda para que compraran todos los fotografiados fue: “Urtubey Presidente” y acuerdo para hacer reformas políticas. Catalogamos como excusa porque hay mas chances que Juventud Antoniana dispute la final del Mundial de Clubes a que nuestro gobernador se siente en el sillón de Rivadavia. Vamos Juventud!!!

Las afirmaciones se fundamentan en encuestas que se vienen realizando en todo el territorio nacional, como la que formuló González y Valladares este ultimo mes, y lo posiciona al feliz esposo de Isabel Macedo de la siguiente manera:

Hay que ser muy claros: una cosa es la tarea de un operador político de los buenos, como Juan Pablo Rodriguez, y otra cosa muy distinta es imaginar un disparate como el argumento de “Urtubey Presidente”. Sin menospreciar las habilidades del gobernador, es imposible, si imposible que una persona con el nivel de desconocimiento, sin estructuras nacionales, sin bloque de diputados y senadores representativos, sin empresas que lo auspicien y con los problemas que tiene su provincia pueda imaginar que tiene chances presidenciales.

Pero lo mas increíble es como personas con verdaderas chances de ser gobernador como el Intendente Sergio Leavy, quien compite palmo a palmo con Gustavo Saenz, por esa posibilidad pueda prestarse a una foto con estas características, en las cuales ni el gobernador estaba presente. Convengamos que Oso Leavy, no necesita al FREJUVI ya que puede tener alianzas mas provechosas y menos perjudiciales como pegarse a Santiago Godoy quien esta tan cuestionado.

Leavy es el candidato a derrotar en la carrera a la gobernación. Ni siquiera Gustavo Saenz, tiene un armado y consenso territorial como tiene el intendente de Tartagal. Es inexplicable y hasta perjudicial para su proyección. El debería salir de ese espacio, mostrarse como el hombre predecible e independiente al “Romerismo y el Urtubeycismo” y erigirse como el jefe de la oposición llevando a sus propios candidatos provinciales y nacionales. “Ni Romerista ni Urtubeycista”, Leavy Gobernador debería ser su  slogan.

¿La necesidad de pertenecer hace que se sienten para en una foto con trampa? Máxime si vemos la imagen y observamos la actitud corporal del actual Ministro de Gobierno que expresa “este es mi equipo” ¿Ves lo mismo que yo?

Misma situación para las ambiciones de Javier David y Mario Cuenca, pasaron de ser contrincantes con chance a ser el “equipo de Juampi”. Ambos tienen chances verdaderas de llegar a la gobernación en el 2019.

Javier David por su lugar en la Cámara de Diputados, su llegada a la prensa nacional, su posicionamiento y relación con fuerzas opositoras de Salta es el tercero en discordia. Si Javier David lo medita se va a dar cuenta que se le escapo la tortuga.

Mario Cuenca, intendente de Campo Santo y Presidente del foro de Intendentes,  tiene una proyección impensada para sus ambiciones. Aunque equipo la estrategia de como lograr lo que se propone, tiene firmes oportunidades por su dialogo constante con los intendentes del Norte y Centro de la provincia. Su protagonismo creciente en la política salteña y sus constantes viajes a Buenos Aires para conseguir fondos para su municipio lo sitúan en un cuarto lugar expectante. Solo necesita un acto valiente y un poco de fortuna para convertir sus sueños en posibilidades concretas de llegar. Picardía le sobra.

Perdieron David, Leavy y Cuenca. Ganador absoluto: Juan Pablo Rodriguez que con su estrategia de reforma constitucional y Urtubey Presidente, jugo como debe jugar un candidato a Gobernador. 

Por Rodolfo Llanos.

Dejar una respuesta