IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal), que dirige el ex de colaborador de Domingo Cavallo, Nadin Argañaraz, elabora un ránking de Visibilidad Fiscal en Municipios Argentinos, que considera que las intendencias difunden, en promedio, poco menos de la mitad de información fiscal necesaria para el control de los gobiernos locales. Pero se ha rescatado el comportamiento de la alcaldía bonaerense Vicente López, que dirige Jorge Macri, porque tiene “la mejor web municipal en el índice de visibilidad de la información fiscal: un índice de 0,96 de un valor máximo de 1,00.

Conceptos tales como “Transparencia Fiscal”, “Libre Acceso a la Información Pública”, “Visibilidad del gobierno”, entre otros, vienen ganando relevancia en la agenda de las administraciones públicas y de los organismos internacionales en el último tiempo.

Si bien la definición de estos conceptos es bastante amplia, en términos generales, hacen referencia a un Sector Público “abierto” hacia la sociedad en todo lo que se refiere a la gestión, indicadores y proyecciones.

El acceso de la ciudadanía a la información de las cuentas públicas permite que los ciudadanos, empresas y diferentes agentes económicos puedan evaluar con precisión la posición financiera de un gobierno, determinando los verdaderos costos y beneficios de las actividades ejecutadas.

El estudio llevado adelante en el presente informe releva la información disponible en los sitios web oficiales de una muestra de gobiernos locales de Argentina, evaluando si se publica en tiempo, forma y cantidad la información relacionada con la gestión estatal.”

“El mejor desempeño en el IVIF corregido lo presenta el municipio de Vicente López, con un indicador de 0,96, muy cercano al valor máximo de 1.

Le siguen Rosario y Villa Carlos Paz, con un indicador de 0,85.

Córdoba, Mendoza, Junín, San Nicolás de los Arroyos, San Carlos de Bariloche, San Rafael, Mar del Plata y Río Cuarto también se destacan como las jurisdicciones de mayor visibilidad fiscal, con indicadores que superan el valor de 0,77.

En el otro extremo los municipios menos transparentes, con indicador igual a cero, vale decir que no publican información fiscal relevante, son La Banda, Rivadavia, Orán, Presidencia Roque Sáenz Peña, Merlo y Ensenada.

Considerando los principales rubros de información que conforman el IVIF corregido, se observa una marcada heterogeneidad entre los mismos y entre los municipios. Por ejemplo, existen municipios que publican la totalidad de un rubro y nada de otro, así como también algunas jurisdicciones difunden algunos ítems de todos los rubros.”

“Del relevamiento acerca de la visibilidad fiscal en municipios que viene realizando IARAF en los últimos años, se observa un importante avance en cuanto a la visibilidad de las cuentas públicas de los gobiernos locales en Argentina. Si bien a nivel promedio las subas parecen no tan significativas, cuando se analizan los casos de manera individual, se puede apreciar en muchos municipios un verdadero compromiso por transparentar su gestión. Existen ciudades donde el esfuerzo por comenzar a difundir la información fiscal de la mejor manera posible es destacable.

Casos como el de Vicente López, municipio que se ubica primero en el ranking de visibilidad y que ha presentado una constante mejoría en la difusión de los datos fiscales a lo largo del tiempo, son ejemplos de que incrementar la transparencia fiscal depende principalmente de la voluntad y compromiso de los funcionarios y empleados, y de poner toda la tecnología, cada vez más accesible y menos costosa, al servicio de la ciudadanía.

De todas maneras, se ha logrado recorrer solo la mitad del camino, existe aún un importante margen para mejorar, especialmente en todos aquellos municipios que a lo largo del tiempo no han implementado ningún tipo de estrategia para dar visibilidad a la gestión pública.

De los 6 municipios que en la actualidad tienen un índice igual a 0, Merlo (Buenos Aires) y La Banda (Santiago del Estero) han tenido en todas las mediciones desde el 2011 ese valor, mientras que Roque Sáenz Peña (Chaco), Rivadavia (San Juan), Orán (Salta) y Ensenada (Buenos Aires), han pasado a tener 0 en los últimos años, puesto que con anterioridad algo de información presentaban. En este tipo de casos resultaría esencial enfatizar una política de transparencia en la gestión, mediante acciones de apoyo por parte de los niveles superiores de gobierno tales como herramientas informáticas, capacitaciones, etc.

Sembrar la “cultura de la transparencia” a todo nivel (ciudadanos, funcionarios, empleados, empresas), debería ser una política de Estado, encuadrada por la reciente Ley del Derecho de Acceso a la Información Pública.”

Dejar una respuesta