En Diputados, la oposición encabezada por Pablo Kosiner agitará la campaña electoral el miércoles 5 de julio, con una sesión especial convocada en la Cámara baja para tratar una ley que habilita un control del Congreso a cada toma de deuda externa, en el ojo de la tormenta tras la polémica emisión a 100 años.

El llamado tiene la firma de los diputados del bloque justicialista, presidido por el sindicalista Oscar Romero, integrado por el ex Anses Diego Bossio y referenciado en los gobernadores peronistas.

El salteño Pablo Kosiner, ya había anticipado el pedido en la última sesión con apoyo de todos los bloques y Cambiemos tuvo que ocupar sus bancas para frenarlo. La exigencia de los legisladores es tratar el proyecto aprobado el año pasado en el Senado, por impulso de Miguel Pichetto y Adolfo Rodríguez Saá, tras autorizar el pago a los holdouts.

El proyecto propone exigir al Gobierno y cualquier entidad o empresa del Estado que pida al Congreso autorización en cada toma de deuda específica. Sin esa norma, en actualidad el ministro de Finanzas Luis Caputo puede evitar ese paso y ampararse en el financiamiento autorizado en el presupuesto, para salir a los mercados a la tasa que consideren favorable.

La última vez fue la semana pasada para emitir deuda a 100 años. Como explicó LPO, molesto por la falta de apoyo amenazó con su renuncia y hoy fue respaldado por Marcos Peña, tras ser imputado por un fiscal vinculado a la agrupación Justicia Legítima.

Dejar una respuesta