El caso de Jimena Salas cometido en la provincia de Salta ya hace mas de un mes no muestra indicios de una investigación destinada a encontrar al responsable del tremendo asesinato.

La tardanza en las detenciones hacen que mas de un investigador mencione ciertas suspicacias y le encuentren algunas similitudes con el asesinato de las turistas francesas, que sigue convulsiona a toda la Argentina.

El fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Paz, informó que tras el homicidio de Salas, se trabajó intensamente para establecer cómo sucedieron los hechos y dar con el o los responsables. Sin embargo, a un mes del crimen, no hay hipótesis conocidas y el único cambio relevante producido en la causa fue el descarte del marido como sospechoso y la posibilidad de que se convirtiera en querellante.

Cajal fue quien encontró el cuerpo de la victima, quien se encontraba en el domicilio con sus hijas de tres años. Jimena, según el informe preliminar de autopsia, falleció producto de numerosas heridas de arma blanca que recibió en el cuerpo.

Pocos días después, se anunció oficialmente en el sitio del Ministerio Publico Fiscal que habría novedades sobre la línea de investigación, basadas en el análisis de las pruebas de la escena del crimen, el sistema de vídeo vigilancia privado y los testimonios en Cámara Gesell de una de las hijas de Jimena Salas y Nicolás Cajal.

Aún no hay detenidos ni se sabe cuál fue el móvil del terrible crimen de Vaqueros.

Dejar una respuesta