El cuadro de una insuficiencia pulmonar agravada provocó la internación del empresario Armando Pérez, presidente de Belgrano de Córdoba, titular de la Comisión Normalizadora de la AFA desde julio de este año.

Pérez, 72 años, fumador “compulsivo”, reveló su familia, a partir de la internación, agravó -involuntariamente- la crisis de la entidad “madre” del fútbol argentino. Julio Grondona falleció apenas concluido el Mundial Brasil 2014. El 30 de julio repentinamente padeció un “aneurisma en la aorta abdominal” y dejó de existir a los 84 años. Llevaba 35 al frente de la AFA. Un récord. Desde entonces, dos años y cinco meses, casi 1000 días, nada fue igual. El escándalo de la FIFA estalló en mayo 2015.

La “línea sucesoria” (grondonista) que integraban Luis Segura (Argentinos Jrs), José Luis Meiszner (Quilmes), Carlos Portell (Banfield), Alejandro Marón (Lanús), Germán Lerche (Colón,Santa Fe), Julito el hijo de Grondona y Miguel Silva (Arsenal de Sarandí), José Lemme (Defensa y Justicia) virtualmente se desmoronó.

Luis Segura, asumió la presidencia de AFA tras la muerte de Grondona

La jueza federal Romilda Servini procesó a la mayoría por “Administración fraudulenta de la cosa pública” a raíz del “desmadejo” de los fondos girados por el Estado en concepto del convenio “Fútbol para todos”. Segura embargado por 50 millones de pesos. Los otros citados, por 20 millones.

La “Normalizadora” tuvo (tiene) tres objetivos: Reformular los estatutos de la entidad; Formalizar una comisión electoral y el llamado a elecciones para el 30 de junio 2017. Marcelo Tinelli impulsó con Daniel Angelici (Boca), Rodolfo D´Onofrio (River), Raúl Gámez (Vélez Sarsfield) entre otros la “Superliga”

Creció la figura de Tinelli fuerte impacto televisivo y ciclo institucional alcanzado por San Lorenzo de Almagro con presidencia de su amigo Matías Lammens. En diciembre 2015 se frustró la elección en predio de AFA en Ezeiza.

El llamado “voto calcado”: empate siendo número impar. Votaron 75 asambleístas y terminó 38 a 38. Ambos candidatos, Segura y Tinelli, no quedaron bien parados. Se “instaló” la figura de Claudio Tapia, Barracas Central, líder de los clubes del Ascenso.

Chiqui Tapia y Tinelli en las frustradas elecciones de 2015

Yerno de Hugo Moyano, dirigente del gremio Camionero, titular del club Barracas Central, Primera “C” representa a más de 40 asambleístas de AFA según sus propios allegados.

Antes, el gobierno nacional fijó condiciones: cerrar el contrato del “Fútbol para todos” y apuntar al autofinanciamiento de la televisación del fútbol. Pasarlo a manos privadas.

Las negociaciones tuvieron idas y vueltas. La “Normalizadora” en medio de los problemas de salud de Armando Pérez, avanzó diciendo que en enero 2017 se dará a conocer el acuerdo con los privados.

No llegaron giros convenidos hace cien días por los cuáles la mayoría deberá saldar deuda de clubes, “la llaga” que tienen con AFIP. Administración de Ingresos Públicos desde hace varios años.

El último capítulo tiene una raíz jurídica: la jueza Romilda Servini intimó a “la Normalizadora” a convocar a elecciones -llamamiento conocido hace diez días- para diciembre 2016. Algo virtualmente imposible

El abogado Javier Medín, “hombre fuerte” de la comisión que lidera Armando Pérez, “rechazó” la resolución: un recurso a la instancia superior remitiéndose a estatutos de FIFA. No “admite” intromisión “Justicia ordinaria” en decisiones de AFA.

El 2017 con muchos interrogantes en el controvertido fútbol argentino, con un viejo problema irresuelto: la violencia de los “barras” y el creciente “chantaje” a dirigentes.

Dejar una respuesta