Sergio Maldonado denunció a quienes buscan “entorpecer y encubrir” la investigación de la desaparición y muerte de su hermano Santiago, les advirtió que “no cuenten conmigo para sembrar odio y división en la sociedad”, y avisó: “No vamos a abandonar, y vamos a pedir justicia todos los días hasta que sepamos la verdad”.

El hermano mayor de Santiago Maldonado fue el único orador de la masiva marcha realizada esta tarde en Plaza de Mayo, al cumplirse tres meses de la desaparición del joven tatuador tras un corte de ruta reprimido por la Gendarmería, en el sur del país.

Flanqueado por la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y por su propia esposa, Andrea Antico, Sergio apuntó contra aquellos sectores, “incluyendo medios de comunicación, que quieren cerrar el caso” y aseveró que “una fuerza de seguridad del Estado, en este caso la Gendarmería, tiene que dar cuenta de su accionar”.

Sin embargo, al evocar la memoria de su hermano, advirtió que “seguiremos firmes pidiendo justicia por vos. Sólo así -dijo- podrás descansar en paz”, y aseveró que “no vamos a abandonar, y vamos a pedir justicia todos los días hasta que sepamos la verdad”.

Luego de reiterar sus críticas hacia el Gobierno, Sergio Maldonado, en presunta alusión al Gobierno, dijo que se lanzaron “un festival de canalladas” en torno a la suerte de Santiago, pero aclaró: “Aun así, no cuenten conmigo para sembrar odio y división en la sociedad”.

“Desde el comienzo, nuestro único reclamo ha sido saber la verdad y obtener justicia, sin distinciones pardidarias ni objetivos electorales, como quieren instalar”, explicó.

La marcha a Plaza de Mayo fue multitudinaria y contó con el apoyo de organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y partidos de izquierda, además de sectores del kirchnerismo.

“SANTIAGO ERA UN PIBE DE PAZ Y EN SU MEMORIA RECLAMAMOS QUÉ ES LO QUE PASÓ, Y JUSTICIA PARA LOS RESPONSABLES DE SU MUERTE. HOY SEGUIREMOS FIRMES PIDIENDO JUSTICIA POR VOS. SÓLO ASÍ PODREMOS DESCANSAR EN PAZ”,

Sergio, en nombre de la familia Maldonado, agradeció “a cada persona que ha colaborado, a cada organización social que apoyó nuestra lucha”, y reiteró por enésima vez el reclamo de “justicia por Santiago”. En cuanto a cómo repercutió la desaparición, primero, y luego el hallazgo del cuerpo de su hermano en la familia, Sergio enfatizó que “la noticia de la muerte cambió todo”.

También advirtió una vez más, refiriéndose a la oferta que se le hizo a la familia desde el Estado, que “no queremos equipos de asistentes”. En tal sentido, admitió que “eso nos coloca en franca desventaja para quienes armaron un festival de canalladas”, pero “aún así -remarcó-, no cuenten conmigo para sembrar el odio y la división en la sociedad”.

Finalmente, dijo que desde la familia “acompañamos el sufrimiento, y queremos saber la verdad y reclamamos justicia para todas las víctimas desaparecidas en democracia”.

Via argnoticias.

Dejar una respuesta