Mientras que el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, sigue de viaje en su visita previa a la designación como Embajador en USA, el secretario de PYMES y Emprendedores, Mariano Mayer, sigue asistiendo a eventos, de concursos emprendedores, tal como si la crisis de nuestro país no existiera.

El problema no es que haya fallado un plan para la reactivación del país. El problema es que nunca existió un plan. Es todo improvisación y desconocimiento de como se hace funcionar la cadena productiva de una nación.

El empleo formal en el sector privado verificó una caída en febrero del 0,4 por ciento, respecto de igual mes del año anterior, lo que representa una pérdida de 23.200 puestos de trabajo en empresas, según informó el Ministerio de Trabajo.

La cartera laboral indicó que en febrero se contabilizaron un total de 12,1 millones de trabajadores registrados según el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), lo que implica una suba de 1,2 por ciento respecto a igual mes de 2016, casi 143 mil trabajadores más, debido a un mayor registro de empleados públicos, monotributistas y monotributistas sociales.

De ese total, 8,6 millones son trabajadores del sector privado, 3,1 millones son empleados públicos, y 380 mil son monotributistas sociales.

Asimismo, precisó que el empleo registrado total evidenció en febrero un repunte de 0,1 por ciento comparado con enero último (11.200 trabajadores más), y en la medición desestacionalizada tuvo una suba de 0,2 por ciento en la comparación intermensual (19.200 trabajadores).

El informe detalló que en febrero se contabilizaron en total 142.700 trabajadores registrados más respecto a febrero de 2016, de los cuales 84.000 son del sector público (+1 por ciento), 33.800 del sector público (+1,1 por ciento), y 25 mil monotributista sociales (+7 por ciento).

Al respecto, en el ministerio de Trabajo comentaron que están haciendo un análisis detallado sobre el crecimiento de los monotributistas, aunque en principio, lo atribuyeron al incentivo que significó que el actual gobierno en 2016 hizo extensivo a ese grupo el beneficio de la Asignación Universal por Hijo. El informe detalló que los asalariados registrados en el sector privado sumaron en febrero 6,2 millones, lo que representa una baja de 0,4 por ciento interanual, y equivale a que se perdieron 23.200 puestos laborales.

De todos modos, en la cartera laboral destacaron que “se observó una significativa disminución de la caída interanual del empleo registrado pasando de una tasa del -1,4 por ciento en julio de 2016 al -0,4 por ciento en febrero de 2017, relacionado en parte al cambio de tendencia verificada en el empleo de la construcción” que en ese lapso pasó de una contracción del 13,1 por ciento a un crecimiento de 2,1 por ciento.

A su vez, dentro del sector privado, se generaron 92.400 nuevos monotributistas, lo que representa un aumento de 6,4 por ciento, unos 17.400 trabajadores en casas particulares (+3,9 por ciento); y pero hubo 2.600 autónomos menos (-0,6 por ciento).

Si se analiza por rama de actividad, la industria manufacturera fue el sector con mayor pérdidas de empleos registrados, al totalizar en febrero una destrucción de 42.700 puestos laborales, lo que implica una reducción de 3,4 por ciento respecto a igual mes de 2016.

Le siguen en cantidad de pérdidas, la actividad inmobiliaria que verificó una caída en el número de empleados de 9.800 (-1,1 por ciento); y explotación de minas y canteras con un descenso de 6.000 trabajadores (-7 por ciento interanual).

Por su parte, el sector de servicios sociales y salud generó la mayor cantidad de puestos de trabajo con 10.600 nuevos empleos en la comparación interanual (+3,4 por ciento), la industria de la Construcción originó 8.600 puestos laborales (+2,1 por ciento), y Agricultura y ganadería, 6.900 (+2,1 por ciento).

Dejar una respuesta