Con goles de Mansilla y Lautaro Martinez, los de Ubeda empataron 2 a 2 ante los brasileños, evitaron la eliminación a manos de estos. Si bien el resultado es el que mejor de acopla a lo demostrado por ambos equipos, el partido no fue bueno y dejaron muchas dudas de cara al final.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

El partido fue chato y ganó emotividad, cuando el árbitro marcó un dudoso penal a favor de Brasil, promediando los veinte minutos de la segunda etapa, el marcador estaba 1 a 1, que se transformaría en el segundo gol del seleccionado verde amarello, y a partir de ahí, se la pasarían haciendo tiempo hasta el final. A raíz de esto, se adicionaron cinco minutos más al tiempo reglamentario, y a los 95, Martinez, ¿en off-side?, conectó de cabeza un centro de Conechni, y empató el asunto.

Un gol que significó varias cosas, en primer lugar, que nuestro seleccionado no quede eliminado a manos de su clásico rival y este de clasifique, por otra parte sirvió para tener una mínima chance de meterse en Corea 2017, de dos formas:

1) si le gana a Venezuela en la última jornada, por 5 goles de diferencia o más, y así no dependerá de ningún otro resultado.

2) Ganar por menos goles y esperar que Colombia( ya eliminada), le empate a Brasil y ambos quedan fuera del próximo mundial.

Ambos escenarios son difíciles, pero mientras den los números, hay esperanza…. pero lo importante, es lograr la victoria.

Dejar una respuesta