El tercer acusado por el doble crimen de las mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo en Montañita, Ecuador, fue condenado a 40 años de prisión. De esta manera, ya son tres los responsables del asesinato de las chicas de 21 y 22 años, que habían viajado al país en febrero de 2016.

El imputado, José Luis Pérez Castro, que había sido detenido en noviembre del año pasado, fue encontrado culpable por el Tribunal de Garantías Penales de la provincia ecuatoriana de Santa Elena, ya que encontraron su ADN en la escena del crimen y en el cuerpo de una de las víctimas.

Por el mismo caso, el 17 de agosto de 2016, la justicia también otorgó una pena de 40 años al vigilador Alberto Segundo Mina Ponce, como autor material del hecho, y a Aurelio Eduardo “El Rojo” Rodríguez, como coautor.

En las primeras investigaciones, se comprobó que las jóvenes asesinadas fueron drogadas con el objetivo de abusar sexualmente de ellas. Las pruebas demostraron que se encontró un psicotrópico, algo que, para la querella, confirma que ambas “fueron drogadas para ser abusadas mediante un cocktail sexual que las vació de voluntad”.

Ahora, la segunda investigación está por concluir, a la espera de la elevación a juicio, que tiene con prisión preventiva a José Luis Pérez Castro, quien está acusado de cometer el crimen junto a los ya condenados a 40 años de cárcel Segundo Mina Ponce (34), como autor material, y a Aurelio Eduardo “el Rojo” Rodríguez (39), como coautor.

“Esta semana será el cierre de la instrucción fiscal y estamos a la espera del señalamiento de audiencia: tenemos prueba irrefutable de ADN. El procesado fue compañero de trabajo de los dos sentenciados cuando ocurrió el delito”, indicó la funcionaria judicial, quien confirmó que el gen del imputado “está mezclado en varios hisopados de diferentes sitios del domicilio, con el de las dos víctimas”.

Por su parte, familiares de ambas jóvenes, poco después del crimen, se habían trasladaron a Montañita para iniciar una investigación “paralela” sobre el doble femicidio ya que tenían ciertos reparos sobre la investigación oficial.

Con relación a la posibilidad de que más personas pudieran estar involucradas en el doble crimen, la fiscal dijo que por ahora no se ha logrado avanzar contra otros sujetos, pero que tienen evidencias de que son cinco los responsables. “Seguro algún día caerán; hay dos muestras más. Es probable, eso depende de cuando agenden la audiencia”, agregó.

Los cuerpos de Marina y María José fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero, respectivamente.

Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Luego de diferentes peritajes científicos con muestras de ADN y el cotejo de huellas dactilares, la Fiscalía ecuatoriana confirmó que los cuerpos pertenecían a las dos turistas mendocinas.

En esos estudios también brindaron su asistencia peritos de la Policía Federal Argentina (PFA) que viajaron especialmente a Guayaquil.

Según la autopsia, Menegazzo tenía un puntazo en el cuello que le rompió la médula y le causó la muerte casi en el acto, aunque también recibió varios golpes en el cráneo.

Coni, por su parte, presentaba muchos golpes en la cabeza provocados con un elemento contundente, un hematoma en una pierna, un dedo en el pie quebrado y marcas en las manos como signos de defensa.

Dejar una respuesta