En la Superliga de Turquía, se enfrentaban el Trabzonspor y el Galatasaray. Cuando el partido iba 1 a 1 se produjo una jugada en la que el árbitro no dudó en cobrar penal a favor del Galatasaray, donde también se expulsó al defensor del Trabzonspor, Luis Cavanda.

arbitroInstantáneamente, después de los empujones para reclamar, su compañero Salih Dursun tomó la tarjeta roja y se la mostró en la cara al árbitro, quien, lógicamente, también lo expulsó. Cuando todos se tranquilizaron, Selcuk Inan marcó el gol de penal y el partido finalizó 2-1 en favor del Galatasaray (el otro gol lo marcó el alemán Lukas Podolski).

“Ha sido una noche negra para el fútbol turco”, dijo su presidente en una conferencia de prensa que brindó junto a Salih Dursun.

Dejar una respuesta