En el debut de Sava con entrenador del Matador de Victoria, los de zona norte se impusieron en su cancha, 4 a 3 ante el ciclón, en lo que fue el mejor partido del año y seguramente del campeonato. Los goles del local fueron convertidos por Cardozo, Castro, Luna (de penal) y Mierez, mientras que para el equipo de Aguirre, anotaron Blandi y Merlini en 2 ocasiones.

Un partido vibrante, emotivo y con polémicas, fue el que se vivió en la tarde-noche del domingo en el Coliseo, tal es así que los siete goles fueron convertidos en el segundo tiempo, y se definió sobre el final. Durante la primera mitad, Tigre se mostró algo superior a San Lorenzo, presionando bien arriba, un poco desordenado y con esa falta de eficacia, al momento de terminar sus buenas jugadas elaboradas en ataque, lo que le venía sucediendo en los últimos partidos.

Pero en la segunda mitad vendría el vendaval de goles, el local seguía siendo superior y el joven Cardozo (la figura de la cancha), abriría el marcador con un remate colocado, desde la puerta del área. Parecía dominado el partido por Tigre, ya que tuvo el segundo en los pies de Sosa, y Torrico salvó lo que podría haber sido la sentencia del encuentro, pero minutos mas tarde todo cambiaría, luego de un error en salida de Oliver Benítez, Beluschi se llevó la pelota y cedió a Blandi, que con mucha categoría la picó por sobre el arquero Ibáñez y empató el partido, sorpresa si y más aún cuando rápidamente se daría vuelta el marcador con otro golazo, esta vez Merlini definió igual que gol anterior, tras tomar un rebote del uno Matador.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Arriba la visita y se lo veía más entero, pero apareció el chico Castro, quien ingresó sólo, tras recibir un buen pase de Cachete Morales y estampó el 2 a 2. No duró mucho la alegría por el empate, porque enseguida el equipo cuervo se adelantaría en el marcador, otra vez con Merlini, pero ahora de cabeza tras un gran centro se Ávila, arriba la visita a diez minutos del final. Pero a los 42 llegaría la primer polémica, cuando Delfino cobró penal de Paulo Díaz, luego de que la pelota pegara en su brazo extendido pero hacia atrás, fallo discutible que el Chino Luna convertiría en gol y empate para Tigre, tanto número 98 en la institución para el histórico delantero, y quedaba algo más, cuando en el primer minuto de adición de los cuatro marcados, otro juvenil de la cantera matadora, pondría el definitivo 4 a 3 con un cabezazo, luego de ingresar solitariamente y en fuera de juego, tras un contragolpe y centro cruzado de Galmarini.

Así se fue este estupendo partido, la visita quedó muy disconforme con el arbitraje de Delfino y sus líneas y ahora se hablará mucho y se analizará cada fallo, la realidad es que San Lorenzo ahora quedó a seis puntos del líder Boca, mientras que Tigre logró volver a la victoria con su nuevo DT, y ese es un buen comienzo para la era Sava.

Dejar una respuesta