Cristina Fernández de Kirchner: base electoral en PBA: 25 puntos. Intención de voto: 37 puntos. Imbatible.

El gobierno en su plan de aniquilar a Sergio Massa, (a quien ve su único adversario en las próximas elecciones presidenciales), implementó un excesivo ataque a Cristina Fernández de Kirchner que ante los desatinos gubernamentales se posiciona como la que a “pesar de todo, sabe hacer”.

Para Marcos Peña, mantener a Cristina políticamente viva, es la forma de evitar que el peronismo se alinee detrás de Massa. No le importa pactar con el diablo para lograrlo. A Marquitos le hubiera funcionado la estrategia si el gobierno nacional hubiese podido mostrar algún síntoma de reactivación, o de manos limpias, o de planes certeros, o de algo….

Lo que Peña nunca tuvo en cuenta es que el electorado independiente, que le dieron esos puntos para que sean gobierno, los votó para que cumplieran lo prometido en campaña y principalmente cargados de bronca, querían ver como metían presa a la ex presidenta. No lograron ni una cosa ni la otra. Lamentablemente “el roba pero hace” de Menem y Cristina, fue reemplazo por “¿roban? y no hacen” de Mauricio y la banda de la felicidad.

Si Ud. quiere entender que para mí Cristina fue mejor, no entienda eso. Cristina y el Kirchnerismo destrozaron este país pero le dieron subsidios a la gente que nos hizo creer que a nadie le faltaba un plato de locro en la mesa. De momento Macri, también está destrozando el país, pero transfiriendo la plata que antes iba a subsidios ahora él las deriva a empresas… y casi siempre ligadas a sus intereses personales o de su familia. Resumiendo: Todos la misma mugre, cambia el slogan de campaña.

El país no arranca, no hay más inversión, no exportamos más, no se crean más empresas ni nuevos empleos, el estado vuelve a ser un botín para los negocios de los amigos/familiares/socios del presidente, más gente muere en las calles por la inseguridad, más negocios se cierran, menos empleo se crea, y cada día debemos más plata. Pero tenemos alegría.

Son los peronistas.

Lo peor de todo es que nos echan la culpa de Menem, de Cristina, de Macri, de De la Rua. Los peronistas siempre tenemos la culpa. Somos culpables de creer que los argentinos tenemos el derecho de poder sacar un crédito y comprar una casa. Somos culpables de que los chicos puedan ir a la universidad de manera gratuita. Somos culpables de que las mujeres puedan votar. Somos culpables de creer que no solo hay que levantar el cartelito de “NI UNA MENOS” sino que hay que salir a golpear las puertas de los que tienen el poder para terminar con las muertes de las mujeres. Somos culpables de creer que los laburante tienen derecho a irse de vacaciones a Mar del Plata. Somos culpables de todo, hasta de creer que existe el derecho de hacer un asado los domingos con la familia.

En estos momentos, donde los ricos son más ricos y los laburantes somos cada día más pobres: vuelven Cristina y Mauricio. Ellos vuelven. Nosotros seguimos acá, pagando la fiesta. Vuelven a prometer lo que nunca harán.

Nota de opinión para http://www.quepasasalta.com.ar/noticias/politica_1/vuelven-cristina-y-mauricio_168217

Dejar una respuesta